Archivo

Recope, la permanente amenaza monopolizadora

Actualizado el 28 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Recope, la permanente amenaza monopolizadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es simple. Para todos los que no conocen de modelos económicos simplifico así: Precio barril septiembre/2011: $138.00 y septiembre2012: $90.85.Tipo de cambio 08/septiembre 2011: ¢515.63 y a septiembre 2012: ¢492.63. La gasolina cuesta ahora ¢756 por litro, y el año pasado, al mismo mes: ¢642 por litro. Solo en Costa Rica, cuando bajan el petróleo y el dólar... la gasolina sube.

¿Es necesario expandirse en razonamientos para descifrar que la práctica monopolística es directamente responsable de este azote a la economía de los costarricenses? Claro que no.

El monopolio de Recope se constituye en una losa muy pesada para la economía nacional, desbarata los presupuestos familiares, e impulsa una marejada de incertidumbre que afecta a la nación por entero.

El Partido Movimiento Libertario ha sido abanderado en el país por la ruptura de toda clase de prácticas de monopolio sean públicas o privadas.

Los beneficios que hoy recibe la población con la apertura de mercados en telecomunicaciones y seguros, los presagiábamos con nuestro discurso ideológico permanente desde 1998, cuando impulsamos la propuesta país de desmantelar los monopolios y sus trágicas consecuencias.

Le toca el turno a Recope. El pueblo costarricense está harto de sentirse cautivo de un gigante proyecto estatal que no solamente saquea sus bolsillos, sino que, además, es incompetente para controlar la calidad de los productos que distribuye.

El alud de privilegios concedidos al sindicato de Recope a través de su convención colectiva, la enorme planilla burocrática, el botín político que se ha construido alrededor de esta “refinería”, es ya insostenible para las grandes masas del país.

Hay que tomar una decisión política de cara a las próximas elecciones. Así como se planteó y obtuvo el rompimiento de monopolio en el ICE y el INS, debe someterse como agenda política la eliminación del monopolio de hidrocarburos.

Ya está bueno de abusos. Ya está bueno de granjerías. Si el país se desea desarrollar, no tiene otro camino que la libre competencia y la multiplicidad de oferentes de bienes y servicios. Ni el ICE quebró ni el INS cerró sus puertas ante la apertura. Los que esgrimían esas amenazas apocalípticas se estrellaron contra la muralla de la verdad: hoy, esas dos instituciones que compiten libremente en el mercado, están fuertes y saludables, mejorando su servicio al costarricense. Le toca el turno a Recope.

PUBLICIDAD

Combustibles de calidad y no al mayor precio de Centroamérica como experimentamos hoy los costarricenses. Apertura. Competencia. Fuera privilegios.

  • Comparta este artículo
Archivo

Recope, la permanente amenaza monopolizadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota