Archivo

Publicación de mala fe

Actualizado el 29 de junio de 2010 a las 12:00 am

Archivo

Publicación de mala fe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ante la publicación hecha por el Diario La Nación: “Fiscalía investiga inversiones de empleadas en la Iglesia Católica”, del día 25 de junio pasado, por respeto a la opinión pública y al Pueblo de Dios, en mi condición de presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR), aclaro:

1.- Las diversas publicaciones realizadas recientemente por el diario La Nación omiten hechos esenciales. En ninguna de ellas, se ha informado de que, después de realizar una investigación de cuatro meses en “Servicios Pastorales”, la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) detectó una actividad de captación y préstamo de recursos, que meses antes, la misma CECOR había denunciado y puesto en su conocimiento. No obstante, la SUGEF reconoció en la denuncia que presentó ante el Ministerio Público que no encontró evidencia alguna de que la jerarquía de la Iglesia Católica conocía o hubiera participado de esos hechos.

2.- Después de 25 meses de investigación por parte del Ministerio Público, los Fiscales no han encontrado elementos de prueba que permitan concluir que algún representante de la Iglesia conocía o participara de hechos irregulares, por lo que, a la fecha no existe ningún miembro de la CECOR imputado.

3.- La publicación es tendenciosa y de mala fe, pues cuestiona el manejo de las donaciones que, al amparo de la Ley número 7266 , recibe la “Fundación para la restauración de Templos Católicos”, pero omite indicar la conclusión categórica a la que llegó el Jefe de la Sección de Delitos Económicos y Financieros del OIJ, en su informe 186-DEF-09, en el cual afirma: “Esta Sección realizó la confirmación de las donaciones efectuadas por la Fundación para la Reconstrucción de la Catedral Metropolitana y otros Monumentos Católicos y verificó, que todas fueron debidamente enviadas y acreditadas en las cuentas corrientes de las diferentes diócesis que fueron beneficiadas”.

4.- Así mismo, la publicación del 25 de junio informa sobre depósitos que tenían empleados de la CECOR en “Servicios Pastorales”, como si se tratara de un hecho nuevo, merecedor de un titular de primera página. En realidad, esos depósitos fueron investigados por la SUGEF, que entrevistó a los empleados de la CECOR, y forman parte del elenco de hechos que desde mayo del 2008 conoce el Ministerio Público.

5.- La nota de prensa también se refiere a la participación accionaria que tiene la CECOR en el Grupo Sama, así como a las inversiones económicas que realiza en la entidad, como si se tratara de hechos cuestionables cuando, en realidad, se trata de actuaciones perfectamente legales, y que son del conocimiento público desde hace muchos años. Incluso, el diario El Financiero, que pertenece al mismo grupo editorial que La Nación, en su edición número 375 del 19-25 de agosto del año 2002, presentó un amplio reportaje sobre las finanzas de la Iglesia y las inversiones de ella.

6.- Reconocemos el derecho que tiene la prensa de informar a la opinión pública sobre asuntos de trascendencia, entre los cuales, se encuentran los procesos judiciales. Pero, una cosa es informar hechos ciertos, y otra muy distinta es publicar informaciones omisas, inexactas y tendenciosas.

Llama la atención cómo estas informaciones se publican la víspera de una audiencia judicial, con el peligro de interferir en la independencia e imparcialidad de la Judicatura.

7 .- Como ha sido mi proceder, desde el momento en que asumí la Presidencia de la CECOR, reitero mi confianza en la rectitud y objetividad de quienes administran Justicia en nuestro país, únicos capaces de determinar quién es culpable. Por respeto a ellos, y en virtud de la serenidad con que se debe desempeñar esa tarea, he tratado de limitar nuestras manifestaciones públicas, y así lo seguiremos haciendo.

  • Comparta este artículo
Archivo

Publicación de mala fe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota