Archivo

Compromiso de no iniciar obras mientras no haya acuerdo

Protestas obligan al Gobierno a discutir concesión de vía San José- San Ramón

Actualizado el 13 de abril de 2013 a las 12:00 am

MOPT, alcaldes y representantes de la zona se reunirán la próxima semana

OAS aprueba diálogo, pero vecinos de occidente se oponen al acuerdo

Archivo

Protestas obligan al Gobierno a discutir concesión de vía San José- San Ramón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El ministro de  Obras Públicas y Transportes,  Pedro Castro (centro), se reunió ayer con los seis  alcaldes del occidente de Alajuela, molestos con la concesión de la vía entre San José y San Ramón. | MARCELA BERTOZZI
ampliar
El ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Castro (centro), se reunió ayer con los seis alcaldes del occidente de Alajuela, molestos con la concesión de la vía entre San José y San Ramón. | MARCELA BERTOZZI

El caos y las protestas que afrontó el jueves la presidenta, Laura Chinchilla, durante el acto cívico conmemorativo de la batalla de Rivas, en Alajuela, obligaron al Gobierno a abrirse a discutir el fondo de la concesión de la carretera San José- San Ramón.

El compromiso de sentarse a escuchar las dudas y reclamos fue el resultado de una reunión entre el ministro de Transportes, Pedro Castro, y los seis alcaldes del occidente de Alajuela, cuyos cantones se consideran afectados por el costo del proyecto ($524 millones), que construiría la empresa brasileña OAS.

Como señal de buena voluntad, el Gobierno se comprometió a no iniciar las obras hasta que no se llegue a un acuerdo con los sectores molestos con la concesión.

El convenio le permite a OAS cobrar peajes hasta por ¢4.000 (ida y vuelta) entre San Ramón y San José por los próximos 30 años.

Compromiso. El contrato en cuestión implica que las obras refrendadas en marzo por la Contraloría General de la República principien en setiembre.

Este margen de cinco meses es el que el Gobierno prevé usar para conversar y despejar las dudas de las partes afectadas. En estos términos el acuerdo cuenta con el visto bueno de la firma brasileña.

Con este escenario, el Poder Ejecutivo no tendría ningún problema, pero si las negociaciones exceden los cinco meses que faltan para llegar a setiembre, el asunto se pone cuesta arriba.

Aun así, Castro aseguró que, de ocurrir esto último, buscaría una prórroga que permita atrasar el comienzo de las obras sin que se violente el contrato, mientras se alcanza un acuerdo.

Sin embargo, lo pactado entre alcaldes y jerarcas del Gobierno cuenta desde ayer mismo con la resistencia del denominado Foro de Occidente, una organización integrada por representantes de los cantones de San Ramón, Naranjo, Palmares, Zarcero, Valverde Vega y Central de Alajuela.

“Estamos en contra en todos los alcances que tiene el contrato refrendado, el cual no puede ser modificado sin antes rescindir el refrendo. Consideramos que la reunión que tuvo el ministro con los alcaldes no nos representó”, expresó Willy Alfaro, miembro del grupo.

PUBLICIDAD

Cita y riesgo. En la reunión de cinco horas participaron, además de Castro, los alcaldes Roberto Thompson, de Alajuela; Olga Marta Corrales, de Naranjo; Bernal Vargas, de Palmares; Mercedes Moya, de San Ramón; Luis Antonio Barrantes, de Valverde Vega, y Alejandro Salas, de Zarcero.

También, el secretario técnico del Consejo Nacional de Concesiones, Edwin Rodríguez y el presidente del INA, Francisco Marín.

Rodríguez se mostró firme al asegurar que el contrato es legalmente viable y que rescindirlo implicaría que el Estado asuma responsabilidades legales y económicas si se aparta.

“Este es un contrato apegado a la legalidad, y si alguna de las dos partes lo incumple, se deben atener a las consecuencias por los incumplimientos, sea el concesionario o el Estado costarricense. Pero no hay argumentaciones técnicas para frenar ese contrato”, sostuvo Rodríguez .

El ministro Castro confirmó esta posibilidad, a la vez que defendió el contrato, y advirtió de que eliminar la relación con la empresa OAS expone al país a una demanda inicial hasta por $35 millones.

Esta cifra equivale a la inversión que la anterior concesionaria, Autopistas del Valle, realizó en la vía, como parte de la frustrada recuperación de la ruta 1, que comprende una longitud de 58 kilómetros entre San José y San Ramón.

  • Comparta este artículo
Archivo

Protestas obligan al Gobierno a discutir concesión de vía San José- San Ramón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota