Profundizar la amistad sinocostarricense

El lustro pasado fue de desarrollo a pasos agigantados para las relaciones bilaterales

Últimas noticias

El primero de junio acogeremos juntos el quinto aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Costa Rica. Hace cinco años, los dirigentes de ambos países, con una visión política de largo alcance, tomaron la decisión histórica de entablar relaciones diplomáticas. El lustro transcurrido ha comprobado plenamente la certeza de esta determinación y testificado el crecimiento y la maduración de la amistad sinocostarricense.

A lo largo de este quinquenio, las relaciones entre ambos países se han desarrollado felizmente. En el plano político, se ha registrado un constante fortalecimiento de la confianza mutua, las visitas de alto nivel han sido frecuentes y se han suscrito una serie de acuerdos de cooperación, enriqueciendo aún más las vinculaciones bilaterales. En el plano económico y comercial, la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio China-Costa Rica ha proporcionado una excelente plataforma para la ampliación del acceso al mercado y el aumento de inversiones.

El año pasado, el volumen comercial entre ambos países alcanzó a más de $4.000 millones y existen nuevos proyectos de cooperación económica tales como la construcción de la escuela policial de Costa Rica.

Las empresas de capital chino han acudido a invertir en Costa Rica, haciendo sus propias contribuciones para la ampliación del mercado laboral y la promoción del desarrollo socio-económico. En el plano cultural, científico-tecnológico y educativo, la cooperación también se ha coronado con fructíferos resultados: el Conjunto Central de Cantos y Danzas de Minorías Etnicas de China, el grupo de representaciones denominado “Fiesta primaveral para todos” y otras agrupaciones artísticas vinieron a Costa Rica a ofrecer espectáculos excepcionales, aplaudidos por el pueblo costarricense.

Los dos países han llevado a cabo una serie de intercambios y cooperación en las áreas del cultivo de arroz híbrido, la biodiversidad, el estudio sobre la fauna y flora de las zonas tropicales y el pronóstico sísmico, lo cual nos permitió acumular ricas experiencias, asentando de esta manera una sólida base para el futuro despliegue de la cooperación académica de mayor envergadura.

El Instituto Confucio se instaló con éxito en la Universidad de Costa Rica y ha admitido a centenares de estudiantes. Además, ya se celebraron en Costa Rica tres ediciones del Concurso “Puente Chino” auspiciado por la Oficina General del Instituto Confucio, actividad que atrae a una creciente cantidad de estudiantes costarricenses interesados en aprender sobre la cultura china.

El lustro pasado fue de desarrollo a pasos agigantados para las relaciones bilaterales, fructíferos resultados para la cooperación y merecedor de festejo conjunto para ambos pueblos. Durante estos cinco años, los dos países han logrado establecer una asociación de creciente estrechez y formar una excelente coyuntura de mutuo provecho, de la cual ambos pueblos gozan beneficios tangibles. Esto se consiguió gracias al proceder de ambas partes de respetarse mutuamente y procurar el desarrollo compartido.

El gran pensador Mencio, de la China antigua, se pronuncia por la combinación de los factores natural, geográfico y humano para la materialización de grandes proyectos y eventos.

En este sentido, la cooperación entre China y Costa Rica se inició justamente en el tiempo apropiado y ostenta una excelente tendencia de desarrollo y es la encarnación de la aspiración de ambos pueblos.

Por lo tanto, los dos países han de tomar como punto de partida el quinto aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, superar las diferencias entre los sistemas políticos, mantener la tendencia de intercambios de alto nivel y desarrollar los diálogos e intercambios entre los Gobiernos, parlamentos y partidos políticos, en busca de aumentar la confianza mutua, explorar las potencialidades, aprovechar la coyuntura de la formulación del “Duodécimo plan quinquenal” y poner mayor énfasis en la calidad, la cobertura y el modelo de la cooperación, a fin de conseguir flamantes avances en la cooperación de beneficio mutuo y ganancia compartida, sobrepasar las diferencias culturales, aumentar los contactos, enriquecer el contenido de los intercambios en materia cultural y conseguir nuevos adelantos en los intercambios entre las sociedades civiles, con miras a consolidar la base popular para la confianza mutua.

Así que tenemos plena razón en creer que con tal que China y Costa Rica sigan dedicadas a ser socios de respeto mutuo y tratamiento en pie de igualdad en lo político, de crecimiento conjunto, beneficio recíproco y ganancia compartida en lo económico y de comunicación estrecha y esfuerzo aunado para enfrentar los desafíos en los asuntos internacionales, las relaciones sinocostarricenses escribirán capítulos aún más hermosos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Profundizar la amistad sinocostarricense