Archivo

El animal rastreará heces de felinos para saber qué comen y dónde están

Perro Google se alía en lucha por conservación de jaguares

Actualizado el 06 de marzo de 2011 a las 12:00 am

Es de la raza braco alemán, tiene tres años y su olfato es su mejor arma

Análisis de excrementos permitirán ver dieta y salud de felinos

Archivo

Perro Google se alía en lucha por conservación de jaguares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un perro llamado nada menos que Google –como el popular buscador de Internet– es el nuevo aliado nacional para la conservación de jaguares, especie de felino tropical que se halla en peligro de extinción.

Google es de raza braco alemán, tiene tres años de edad y pesa 34 kilos. Fue adiestrado en el país y tiene la misión de utilizar su fino olfato para rastrear las heces de esos grandes felinos en las áreas identificadas como su hábitat: el Corredor Biológico San Juan-La Selva, que se extiende desde San Carlos a Sarapiquí, en Heredia.

“Fue llamado así precisamente porque es un buscador, como Google”, explicó a La Nación Carlos Orozco, costarricense que es entrenador profesional de perros y tiene un programa llamado Hablemos de Perros.

¿Por qué Google busca heces? Identificar estos excrementos, aunque suene insignificante, permite recolectar muestras que, en un laboratorio, ayudarán a precisar la dieta de los jaguares.

“Conocer lo que comen permite saber si los jaguares se alimentan bien o si están desnutridos debido a que la mayoría de sus presas –como chanchos de monte o venados– son víctimas de la caza ilegal”, dijo Javier Carazo, biólogo de la Organización Panthera, quien dirige esta iniciativa.

Ayuda.“Localizar al animal es complicado, por no decir que casi imposible. Por esto, para investigar a los jaguares, se buscan sus huellas o sus heces”, añadió.

“Sin embargo, esto tampoco es tan sencillo de hacer ‘a pie’, de allí que el apoyo de un perro será invaluable”, comentó Carazo.

Las heces que Google pueda encontrar serán analizadas en el laboratorio de genética de la conservación de la Universidad de Costa Rica, así como en el Museo de Historia Natural de Nueva York.

“A partir de los análisis de ADN presente en las heces, esperamos encontrar información sobre los parentescos o la familiaridad que existe entre los diferentes animales; las enfermedades que los afectan y, lo más importante, verificar si el objetivo de crear conexiones entre áreas boscosas –corredores biológicos– en el continente americano funciona de manera correcta”, explicó Carazo.

Agregó: “El hecho de saber que un mismo individuo o parientes cercanos se movilizan de una zona a otra por medio de algún corredor biológico, es muy buena señal”, detalló el biólogo de Panthera.

PUBLICIDAD

Los jaguares son los felinos más grandes del hemisferio occidental y los terceros gatos más grandes del mundo.

No obstante, su población ha sido gravemente disminuida por la tala de bosques, así como por la pérdida de sus presas.

Actualmente, la Organización Panthera procura conectar las poblaciones de jaguares desde el norte de México hasta el norte de la Argentina –donde habitan– para que estos mamíferos tengan más libertad de movimiento y de caza.

Además, el programa busca que los animales no se apareen “entre familiares”, lo que podría debilitar su variabilidad genética y, como consecuencia, hacerlos más vulnerables a enfermedades, a alteraciones del clima y hasta una eventual extinción de la especie.

La idea de usar un perro en la lucha por conservar los jaguares se viene gestando desde hace seis meses en la Universidad Católica, en Moravia.

Google es el primer canino adiestrado por un centroamericano que está entrenado para ello.

  • Comparta este artículo
Archivo

Perro Google se alía en lucha por conservación de jaguares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota