Partidos políticos... los malos de la fábula

Últimas noticias

Partidos políticos... los malos de la fábula - 1
Partidos políticos... los malos de la fábula - 1 ampliar

La idea de democracia va ligada sin excepciones a las elecciones con partidos políticos para escoger un presidente, pero también decenas de diputados y otros cargos que deberían representar los intereses populares.

Sin embargo, la última encuesta de Unimer revela que esos actores del sistema democrático, los partidos políticos, recogen el descontento popular y hacen que las personas incluso piensen en la necesidad de que no existan.

En el 2006, el 71% decía estar “en desacuerdo” en una democracia sin partidos políticos, pero ahora se redujo ese rechazo a solo un 54%, aunque de momento solo uno de cada diez costarricenses esté seguro de que no debería haber partidos.

El 34% de los entrevistados respondió que no está de acuerdo ni en desacuerdo con la existencia de los partidos políticos, frente a un 15% que manifestó esas dudas hace seis años.

Este panorama lo retrata la encuesta basada en entrevistas realizadas entre el 3 y el 11 de octubre, al calor de los preparativos de precandidatos que buscarán representar a sus partidos en las elecciones de febrero del 2014.

También crecieron las dudas sobre la existencia del Congreso, el primer poder de la República. Su pertinencia generaba dudas al 20% en el 2006, pero ahora lo hace en el 32% de la población, de acuerdo con el estudio.

En el caso de la Asamblea Legislativa, también es uno de cada diez encuestados el que sostiene que se puede vivir sin diputados, la mitad de los que así se manifestaban antes de estos seis años últimos.

Los antipartidos... Entre quienes creen prescindibles los partidos políticos en un sistema democrático, sobresalen los mayores de 50 años, a pesar de haber vivido más expuestos a las décadas de fuerte bipartidismo entre “calderonistas” y “liberacionistas”.

También hay una mayor propensión en la clase media, mientras que la clases más pobres y la más rica son más defensoras de la necesidad de las agrupaciones políticas tal cual existen ahora.

En términos de filiación política, los más defensores de los partidos son los seguidores de Unidad Social Cristiana (PUSC), al otro lado de la acera, del Movimiento Libertario, con especial acento entre quienes ven posible prescindir de las agrupaciones.

Por áreas geográficas, la idea de desaparecer los partidos políticos es más fuerte en zona rural del Valle Central fuera de la GAM.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Partidos políticos... los malos de la fábula