Archivo

París ya tiene el mayor centro de arte contemporáneo de Europa

Actualizado el 22 de abril de 2012 a las 12:00 am

Archivo

París ya tiene el mayor centro de arte contemporáneo de Europa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París (AFP). Con el renovado Palacio de Tokio, el mayor centro dedicado al arte contemporáneo en Europa, que fue inaugurado el viernes pasado, París se dotará de una colina en el norte de la ciudad dedicada al arte, la moda y la arquitectura.

Tras una renovación de diez meses que le permitió triplicar su espacio, el Palacio de Tokio dispone de 22.000 metros cuadrados dedicados a la creación artística contemporánea, francesa e internacional.

Alojado en un hermoso edificio Art Deco que fue construido en 1937 para la Exposición Universal, el Palacio de Tokio sera el "antimuseo por excelencia", afirmó su flamante director, Jean de Loisy, durante la polvorienta presentación a la prensa del nuevo templo de la creación contemporánea.

Con la reapertura de este centro, la colina de Trocadero, frente a la Torre Eiffel, reagrupará el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París, el Palacio de Chaillot, que alberga la Ciudad de la Arquitectura así como dos teatros, y el Museo Galliera dedicado a la Moda, que también está siendo renovado.

La renovación, que costó unos unos $26,2 millones, fue celebrada antes de ser terminada con una preinauguración oficial que se desarrolló a 11 días de la primera vuelta electoral, y mientras cientos de obreros acarreaban cemento, levantaban vigas, clavaban y acababan ventanas.

En 36 horas ininterrumpidas de manifestaciones artísticas, miles de visitantes descubrieron el jueves y viernes pasado un desfile de moda basado en el movimiento y no en la creación, una soprano que cubrió con su voz una inmensa sala mientras otro artista, a diez metros, luchaba por sostener un juego de Mikado gigante.

Un pianista que con su música absorbió al público en una pequeña sala oval, escondida entre las columnas y pisos de este gigante de cemento, contribuyó también a caldear el ambiente, dejando entrever la riqueza y diversidad que ofrecerá este nuevo centro.

"Queremos que sea un territorio abierto a los creadores contemporáneos", subrayó Loisy, un historiador de arte conocido por sus propuestas atrevidas y originales, como la que ha organizado en el museo del Quai Branly consagrada a los chamanes.

El flamante director se ha dado 18 meses más para terminar el museo, lo que requerirá hallar "mecenas", señaló.

PUBLICIDAD

Los jóvenes arquitectos Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal, responsables de la renovación del inmenso edificio que permaneció dormido durante años, optaron por derribar muros y divisiones, creando un inmenso espacio subterráneo, abierto, con las paredes desnudas y el hierro y el concreto a la vista.

El Palacio de Tokio, que según Loisy guardará siempre el "aire industrial" que presenta actualmente, se inauguró con la Trienal del arte contemporáneo, un evento artística que se celebraba antes en el museo del Grand Palais.

Titulada "Intense Proximité", esta edición de la Trienal propondrá hasta el 26 de agosto un recorrido por la creación contemporánea francesa e internacional, que invadirá no sólo el Palacio de Tokio sino que también el Museo de Arte Moderno de París y el museo Galliera.

La nueva vida del Palacio de Tokio empezará después, con la organización en una tercera parte de su espacio de tres exposiciones anuales, protagonizadas por la creación contemporánea francesa pero también internacional.

El resto del edificio será un inmenso espacio abierto. La meta es que "sea invadido" por los creadores, señaló Loisy, que aspira a que el centro se convierta en un "inmenso laboratorio" del arte contemporáneo.

  • Comparta este artículo
Archivo

París ya tiene el mayor centro de arte contemporáneo de Europa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota