Archivo

País en apuros por falta de centro de eventos

Actualizado el 02 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

País en apuros por falta de centro de eventos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Junto a Cenada, en Heredia, se hará un centro de convenciones. | ARCHIVO.
ampliar
Junto a Cenada, en Heredia, se hará un centro de convenciones. | ARCHIVO.

El cierre del centro de eventos Pedregal mostró la carencia de recintos en el país para realizar actividades comerciales que congreguen a miles de personas.

Una de las posibles salidas sería el Centro Nacional de Congresos y Convenciones de Costa Rica, impulsado por los tres últimos Gobiernos, pero aún está en etapa preliminar y no tendrá un área ferial tan amplia como la de Pedregal. El proyecto tiene un costo de $28 millones (¢14.000 millones).

Juan Carlos Borbón, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), entidad encargada de la iniciativa, explicó que el objetivo es comenzar la construcción a finales de año y que la obra esté finalizada a comienzos del 2015.

“El Centro contará con un área bajo techo de 6.000 metros cuadrados (m²) para eventos de tamaño medianos, con capacidad para cuatro mil personas. No tendrá espacio para eventos masivos como Expomóvil o Expoconstrucción”, afirmó Borbón.

El lugar también contará con un área al aire libre de 4.000 m² destinada a actividades feriales, pero separada del sitio bajo techo.

Pedregal tiene un solo recinto techado de 11.022 m², sin contar la zona adoquinada alrededor de la edificación principal.

  • Comparta este artículo
Archivo

País en apuros por falta de centro de eventos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Óscar Rodríguez A.

oscar.rodriguez@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur.

Ver comentarios
Regresar a la nota