Archivo

Polígono

PR gana a Marikana

Actualizado el 09 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

PR gana a Marikana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es de esperar que ningún lector se confunda pensando que este título se refiere al resultado de un encuentro de fútbol entre equipos de una de las ligas europeas de fútbol. Se trata tan solo de buscar una forma escueta de llamar la atención sobre lo diferentes que fueron las cantidades de tinta y de tiempo que los medios informativos regulares dedicaron a dos hechos ocurridos, el mes anterior, uno en Moscú y otro en las cercanías de la localidad sudafricana de Rustemberg. Esto por cuanto todo el mundo sabe que Pussy Riot no es un club deportivo moscovita sino un grupo de jóvenes artistas que fueron condenadas a penas de cárcel por haber protestado en una catedral contra Putin, el Presidente de la Federación Rusa, aunque sí apostaríamos a que algunos nos creerían si afirmásemos que Marikana es el campeón de la primera división de la república de Azerbaiyán.

Marikana es el nombre de un centro minero del platino, metal del que Sudáfrica es el mayor productor del mundo. En ese lugar, el pasado 16 de agosto la policía incurrió en una masacre de trabajadores. Fue una brutal matanza que debió de abrir los ojos del mundo ante la realidad de que el fin de las secuelas del apartheid sigue siendo poco más que un espejismo. Los trabajadores asesinados formaban parte de una manifestación convocada con el propósito de exigir un aumento de sueldo para los taladradores, operarios encargados de una de las labores más agotadoras de las minas, y la respuesta que recibieron del “sistema” fue un ataque con armas de fuego, profusamente filmado y fotografiado para que quedara un testimonio fehaciente de que a muchas de las víctimas (hubo 34 muertos y más de 70 heridos) se les abatió a mansalva, como a rinocerontes en un safari. Y para que la noticia fuera peor, aparte de que la llamada justicia sudafricana postapartheid pretendió luego juzgar a los trabajadores sobrevivientes ¡por haber provocado ellos el asesinato de sus compañeros!, se reveló de pasada que el hijo del Presidente de Sudáfrica es un accionista de la empresa minera, y que en esta ocupa una alta posición gerencial un nieto del padre de la nación y premio Nobel Nelson Mandela. Se reproduce en este caso el bien conocido juego de las transnacionales de la minería que consiste en convertir a las familias de los dirigentes locales en sus socias para mantenerlas a su servicio.

PUBLICIDAD

Admitiendo siempre que la pena impuesta a las jóvenes protestarias de Moscú es censurable por variadas razones, no alcanzamos a entender por qué los medios de información parecieron darle mucho más despliegue que a la infame masacre de Sudáfrica.

  • Comparta este artículo
Archivo

PR gana a Marikana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Durán Ayanegui

Doctor en Química de la Universidad de Lovaina. Realizó otros estudios en Holanda en la universidad de Lovaina, Bélgica y Harvard. En Costa Rica se dedicó a trabajar en la política académica y llegó a ocupar el cargo de rector (1981).

Ver comentarios
Regresar a la nota