Archivo

Óptica laboral de la Ley General de Control de Tabaco

Actualizado el 05 de julio de 2012 a las 12:00 am

La Ley implicauna serie de riesgospara el empleado fumador

Archivo

Óptica laboral de la Ley General de Control de Tabaco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En la víspera de la publicación de la “ Política del Sector Salud para el tratamiento de la persona con problemas derivados del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas” y el Reglamento a la Ley General de Control de Tabaco y sus Efectos Nocivos en la Salud, es necesario hacer algunos comentarios al respecto, ya que tal normativa, analizada desde el sector laboral, trae consigo una serie de consecuencias que vale la pena rescatar.

Positivas. Desde un punto de vista país, podemos argumentar que el desarrollo económico y social de cualquier país del mundo, se sustenta, primordialmente, en las actividades de los trabajadores. La buena salud de una economía nacional productiva sin duda alguna está supeditada al grado de nivel de salud (física y mental) de los trabajadores. Así, no se equivoca el Estado al promocionar la salud de estos pues el sector laboral constituye pilar fundamental de toda política económica. Asimismo, gracias a este proceder, podríamos esperar una disminución en la utilización primaria o reiterada de los recursos de nuestra seguridad social, algo que no les vendría nada mal a la economía nacional y a nuestras golpeadas instituciones de previsión social.

Por otro lado, debe tenerse en cuenta que la empresa moderna es aquella que vela por la salud de sus empleados, quienes constituyen uno de sus integrantes más preciados. La promoción del bienestar de los trabajadores en el lugar de labor puede conducir a un desarrollo empresarial de calidad, ya que, desde nuestro punto de vista y experiencia, hemos podido observar que las empresas que adoptan medidas para mejorar la salud, han obtenido simultáneamente una mejora de la motivación, la moral y la productividad de los trabajadores, así como una reducción del absentismo y de los gastos médicos.

Consideramos de gran conveniencia y responsabilidad que los empleadores incentiven y otorguen todo su apoyo al trabajador o trabajadora que desee dejar de fumar. Optar por promover que trabajadores no fumen, es luchar por un entorno saludable para proteger el bienestar de los trabajadores, fin último de toda política de salud ocupacional.

Negativas. A pesar de lo anterior, lo cierto es que la propia Ley trajo consigo una serie de riesgos para el empleado fumador que no podemos obviar. Pensemos en el ejemplo más claro, aquel empleado de una empresa cuya propiedad colinde únicamente con una carretera o autopista muy transitada, o el empleado cuyo centro de trabajo esté en una zona poco segura en términos de seguridad ciudadana. Si estos empleados se ven compelidos a abandonar las instalaciones de su empleador, no hay duda que su integridad se pone en jaque.

PUBLICIDAD

El día 27 de junio del año en curso se publicó en La Gaceta N.º 127 el Reglamento a la Ley ya comentada. Este instrumento vino a aportar, desde nuestro punto de vista, cierta solución a esta cuestión, al permitir el fumado en aquellas empresas en las que existan espacios abiertos que se encuentren dentro de la propiedad a una distancia no menor de 5 m de la unidad productiva de trabajo o de sus lugares anexos y conexos. Sin embargo, hay que ser claros, la mayoría de empresas no tienen estas características en sus instalaciones.

Desde nuestro punto de vista, el empleador, en el tanto le sea posible, puede ofrecer a sus empleados medidas de seguridad de acuerdo al posible riesgo que corran; no obstante en caso de una dificultad de otorgar estas medidas, debemos considerar que ni esta nueva normativa ni nuestra legislación laboral prevén responsabilidades u obligaciones para el ente patronal. De ocurrir un hecho desafortunado e indeseable, legalmente el patrono no estaría obligado a responder por tal situación, dejando a su entera voluntad actuar o no conforme a este. Este vacío legal se sitúa como un impedimento para la total y correcta promoción de la seguridad integral del empleado, lo cual nos deja de nuevo con una nota regular para las leyes nacionales.

  • Comparta este artículo
Archivo

Óptica laboral de la Ley General de Control de Tabaco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota