Archivo

Movimiento entre partidos de cara a elecciones del 2014

Opositores abren año tanteando coalición electoral contra el PLN

Actualizado el 03 de enero de 2013 a las 12:00 am

Acercamiento entre el PAC, el PUSC y Libertario sigue sin arrojar resultados

Presidente de Liberación ve difícil unión ante ausencia de líder que fusione

Archivo

Opositores abren año tanteando coalición electoral contra el PLN

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A tientas, como quien palpa con las manos a oscuras un lugar desconocido, así se acercan los partidos opositores en su afán de unir fuerzas para sacar al PLN del poder en el 2014.

Los movimientos en busca de la unión de fuerzas tocan a los tres partidos con más seguidores en la oposición: el Partido Acción Ciudadana (PAC), el Movimiento Libertario y la Unidad Social Cristiana (PUSC).

Estas agrupaciones se han acercado y alejado en el 2012, tras el fracaso de la alianza parlamentaria de oposición, que se estableció en abril del 2011 y duró menos de un año. En este acuerdo también participaron el Frente Amplio y Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

Si bien los discursos son grandilocuentes, en la práctica en cada uno de estos acercamientos está presente la desconfianza.

Las diferencias ideológicas, el fraccionamiento interno de cada partido y las aspiraciones personales de precandidatos que ya empezaron a aflorar son las principales razones para actuar con cautela.

Acercamientos y diferencias. El 4 de marzo, la presidenta del PAC, Elizabeth Fonseca, ya veía con reservas una eventual alianza electoral con el líder libertario Otto Guevara Guth.

El PAC, dividido entre quienes mantienen un apoyo al fundador, Ottón Solís, y quienes apuestan por nuevos liderazgos impulsados desde el actual comité ejecutivo, ponen al partido en un escenario donde no hay un solo vocero y donde la visión de lo ético cambia dependiendo de la tendencia desde la cual se mire.

También juegan los precandidatos presidenciales, que ven con buenos ojos unir fuerzas con otros partidos, pues, tanto Juan Carlos Mendoza como Luis Guillermo Solís, confían en una unión nacional que golpee al PLN en las urnas.

Ambos precandidatos, con el apoyo de la cúpula presidida por Elizabeth Fonseca, y secundada por la secretaria, Margarita Bolaños, no desechan seguir conversando con el PUSC y el Libertario.

“Debemos buscar los puntos de acuerdo, inclusive si los libertarios tienen planteamientos los vamos a analizar”, afirma Bolaños.

En el libertario estas consideraciones calan, al punto que Guevara anunció el 13 de diciembre que estaría dispuesto a renunciar a una candidatura, con tal de allanar el camino de una eventual coalición.

PUBLICIDAD

Esto lo dijo solo dos semanas después de que apareciera junto al expresidente Rafael Ángel Calderón anunciando su interés en conformar una coalición electoral.

La posición del libertario refleja la disposición de sus copartidarios por generar una coalición.

“Estamos con las puertas abiertas, tendemos puentes y asistimos donde nos invitan”, expresó Danilo Cubero, secretario de esa agrupación política.

Sin embargo, las conversaciones de los libertarios con Calderón, no representaron el sentir del PUSC en su totalidad.

En la Unidad, hay una honda división en dos tendencias: la del Renacer Socialcristiano y la de Convergencia Calderonista.

Los calderonistas no tienen candidato, por lo que siguen los planteamientos de su líder histórico: Rafael Ángel Calderón.

Mientras, para la tendencia Renacer Socialcristiano, las conversaciones deben darse desde la cúpula del Partido. Así lo defendieron sus dos precandidatos presidenciales: Pedro Muñoz y Roberto Suñol, que esperan ganar una convención interna el 19 de mayo para después de ese día, ya con candidato claro, ir a pelear por una candidatura nacional en coalición.

Por otro lado, el economista Jorge Guardia generó un intento de unir estos grupos con la Alianza Patriótica de Mariano Figueres, el 10 de noviembre, pero luego no dio mayores señales de cohesión.

Este panorama le da fuerza al criterio del presidente del Partido Liberación Nacional, Bernal Jiménez, quien considera que a diferencia de 1978, cuando surgió la coalición Unidad, esta vez “no hay un líder que los fusione”, por lo que según Jiménez, aunque en política cualquier cosa puede pasar, es difícil que la idea de una coalición para el 2014 tome firmeza, al menos con el escenario actual.

  • Comparta este artículo
Archivo

Opositores abren año tanteando coalición electoral contra el PLN

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota