Archivo

Nueva ola de cine refresca la Berlinale

Actualizado el 15 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Cineasta Hong Sangsoo presentó hoy su película “Haewon, la hija de nadie”

Archivo

Nueva ola de cine refresca la Berlinale

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva ola de cine refresca la Berlinale - 1
ampliar
Nueva ola de cine refresca la Berlinale - 1

Berlín. (AFP). - El cineasta Hong Sangsoo, uno de los más conocidos directores surcoreanos, presentó el viernes, en el concurso por el Oso de Oro de la Berlinale, Haewon, la hija de nadie , una historia de amor en Seúl, palpitante y melancólica al mismo tiempo, entre un director de cine y una joven estudiante de arte dramático.

La actriz Jung Eunchae interpreta el papel de Haewon, una joven estudiante que se siente muy sola después de que su madre decidiera emigrar a Canadá.

Su aventura secreta con uno de sus profesores, Seongjun, encarnado por Lee Sunkyun, parecía haber terminado. El está casado y su mujer acaba de tener un bebé, pero la soledad la empuja a buscarlo de nuevo.

Hong vivió mucho tiempo en París, trabajando en la Cinemateca Francesa, y por esto está impregnado de esa cultura, amando, entre otros, a Pierre de Marivaux, autor del siglo XVIII famoso por sus obras de enredos amorosos, como El juego del amor y del azar .

Aún cuando dijo que no se sentía capacitado "para hacer películas que reflejen lo que ocurre en la sociedad coreana actual", lo que sí se desprende de su filme es la decidida apertura de Corea del Sur hacia el mundo exterior, la necesidad de abrirse de los coreanos, de aprender lenguas extranjeras, sobre todo inglés.

Haewon sueña con su porvenir, parece desconcertada. Se pasea con su profesor y amante por el Parque Namhan, donde existe una fortaleza del siglo XVII. Ese imponente espacio los lleva a hablar de la desaparición de todos aquellos que levantaron esas murallas, y de lo que se deja cuando uno desaparece.

Al ver unas banderas ondeando ella dice: “las banderas son una gran invención, podemos ver el viento gracias a ellas”.

A través del personaje de Haewon se ve la palpitación de la vida. “Confío en el azar, en lo que ocurre de manera imprevista, me gusta lo que se está viviendo, la vida cotidiana, voy descubriendo lo que estoy haciendo, aunque el guión está muy determinado”, declaró el cineasta.

Asimismo dijo que como no cuenta con medios financieros importantes para hacer cerrar las calles durante sus rodajes para filmar busca lugares tranquilos, ligados a sus recuerdos, que reflejen el estado de ánimo de sus personajes o la atmósfera que quiere crear.

PUBLICIDAD

"Filmo con un equipo reducido, por eso busco lugares vacíos, lugares que confieran el sentimiento que quiero expresar. Lo que me importa es el ser humano, la forma interviene después", aclaró.

Comparado con los cineastas franceses François Truffaut y Eric Rohmer, Hong confiesa que escribe las escenas por la noche y por la mañana se las entrega a sus actores.

Haewon parece muy soñadora. A veces se queda dormida y no acude a clases. “De todas maneras actuar no es algo que se puede aprender en la escuela”, dice ella misma.

  • Comparta este artículo
Archivo

Nueva ola de cine refresca la Berlinale

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota