Archivo

Busca promover valores familiares

Niños que viven parasoñar en grande

Actualizado el 09 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

El programa RG Elementos , con 36 años de estar al aire, es la mejor muestra de que mantener la esencia de ser niño, resulta clave cuando de cumplir sueños se trata

Archivo

Niños que viven parasoñar en grande

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hace 36 años, Flory Chaves, conocida por su personaje de Tía Flory en Recreo Grande , llegó a la televisión nacional con el propósito de promover una serie de valores en la niñez costarricense, como el respeto y la solidaridad.

Tras 12 años de su muerte, su mensaje continua aún más vigente en esos pequeños que todos los sábados sintonizan, a las 9 a. m., el programa RG Elementos . Allí, 10 presentadores muestran la importancia de aprender jugando, además de llenar la pantalla chica de mensajes que invitan a soñar.

Sus edades oscilan entre los 10 y los 17 años de edad. Sin embargo, cada uno de los conductores tiene muy claro que, aunque el tiempo pase, el mantener siempre viva esa chispa de la niñez es clave para cumplir cada una de sus metas.

Más que compañeros de trabajo, estos chicos sienten que son una familia. En todos ellos destaca el valor de la solidaridad, el respeto por el otro y la importancia de trabajar en equipo.

Bajo la producción de Laura Vásquez, hija de Tía Flory, estos presentadores han logrado encontrar en este espacio televisivo la oportunidad de realizar algunos sueños, además de mantener encendida esa “esencia divina” que se atesora durante la niñez.

“Yo creo que cada uno de nosotros somos igual a Peter Pan, porque sabemos que debemos crecer, pero siempre disfrutaremos el ser niños”, dijo José Daniel González, uno de los presentadores.

Su compañero, Felipe del Valle, quien tiene 17 años, y de los cuales siete ha estado dentro del show , no difiere mucho de este pensar. Para él, el programa le sigue permitiendo disfrutar de la vida, al igual que cuando era pequeño.

Sin embargo, considera que tiene una mayor responsabilidad, debido a que existe una nueva generación de conductores que busca consolidarse en el espacio.

“Estar con los chicos más pequeños me permite compartir mi experiencia con ellos y mostrarles lo importante que es valorar estar en RG Elementos . Aquí crecemos frente a las cámaras y eso también exige de nosotros un mayor compromiso por hacer un trabajo de calidad”, expresó del Valle.

Y es que cada uno de estos chicos, a pesar de su corta edad, tiene la capacidad de asimilar que el ser reconocidos en la calle, es el resultado de su buen trabajo.

PUBLICIDAD

Responsabilidad. Para la niña Valery Chaves, el salir en la televisión significa compartir con otros niños la importancia de aprender y, a la vez, de disfrutar. Eso sí, dice que esto lo asume con el más grande los compromisos, porque hay pequeños que al verla desearían seguir sus pasos.

“Yo asumo el estar en RG Elementos con mucha responsabilidad, porque al igual que me sucedió a mí cuando era seguidora del programa, sé que hay muchos niños que nos ven como un ejemplo a seguir”, explicó Chaves.

Esto le sucedió cuando veía a Karla Avilés y Natalia Odio, hoy sus compañeras, a quienes siempre admiró por su naturalidad, complicidad y capacidad de desenvolverse ante las cámaras.

Tanto Avilés como Odio, consideran que lo más valioso, hasta el momento, es haber aprendido a valorar la amistad, ya que después de compartir cinco años, hoy se consideran las mejores amigas.

“El día que salga del programa, me llevaré en el corazón a cada uno de los miembros de RG Elementos , porque son mi segunda familia. Además, aquí conocí a quien es mi mejor amiga y de ella aprendí el valor del ser compañeros solidarios en la vida”, aseguró Avilés.

Cuando se les pregunta a cada uno de ellos si han tenido que sacrificar algo para cumplir su sueño de estar en el programa, todos coinciden en que cuando uno se divierte en lo que hace, no hay sacrificios.

“Estando en el programa pude cumplir mi sueño de volver a ver el mar, después de cinco años. Además, he podido conocer lugares del país, como Puntarenas y eso ha alegrado mi vida”, dijo con una sonrisa en su rostro Samatha Campos.

Este tipo de aventuras, como ellos las consideran, son parte de la recompensa de ser un chico RG, y que no estaría completa sin el aprendizaje que viene con ella. Así lo confirman Nathanael Campos y Fiorella Morales, quienes son los más aventureros del grupo.

Por su parte, Kristell González y Fabricio Baltodano, coinciden en el hecho de que lo que hace tan especial RG Elementos es que es capaz de unir generaciones y fortalecer los lazos familiares.

PUBLICIDAD

Cada uno de estos chicos aporta ese “ingrediente especial” a lo que hoy es RG Elementos : un programa que mantiene la tradición de promover sanos valores en los pequeños e incentivar a los adultos a sacar a dar una vuelta ese niño interior que todos tenemos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Niños que viven parasoñar en grande

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lysalex Hernández A.

lysalex.hernandez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coordinadora editorial en la Revista Teleguía de La Nación. Licenciada en Periodismo Social por la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre documentales, series de TV y streaming y todo lo relacionado al mundo del entretenimiento.

Ver comentarios
Regresar a la nota