Archivo

La tribuna del idioma

Navidad, villancicos y belenes

Actualizado el 23 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Navidad, villancicos y belenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El DRAE define villancico como “canción popular, generalmente de asunto religioso que se canta en Navidad y otras festividades”. Por antonomasia, sin embargo, se aplica, básicamente, a los cánticos y melodías navideños. El étimo de villancico debe buscarse en la voz latina villa /casa de campo, granja/. [El homónimo castellano villa se refirió primeramente a una aldea (el natural de la villa se llamó villano , término que, siguiendo una evolución semántica peyorativa, derivó al significado de rústico, plebeyo , inclusive traidor, malvado )].

En el siglo XVII la voz villancico se usó para designar al labriego o natural de una aldea o villa, y se llamó copla de villancico (copla de labriego) a la canción popular del campo. Más tarde, por elipsis, esa copla se denominó simplemente villancico . Su acepción navideña y sus uso casi exclusivo de esas fiestas vendrían mucho después.

Belén , pequeña población de Palestina donde nació Cristo, dio, por metonimia, el nombre común o apelativo belén . El DRAE registra este sustantivo con una doble acepción. En primer lugar, es nacimiento nombre que recibe la representación plástica, con decorados pintados y figuras alusivas del nacimiento de Jesús, según el relato bíblico y las tradiciones. En segundo lugar belén significa también el lugar donde hay gran alboroto o confusión. “Todos discutían y gritaban: se armó un belén”. Posiblemente se haga referencia a la algarabía que surgían en ciertas representaciones populares de la natividad de Cristo.

Desde el siglo XVI existió en Londres un famoso manicomio, denominado Hospital of St. Mary of Bethlehem. Al parecer, la algarabía y alboroto originados por los pacientes eran célebres en el país hasta el punto de que la gente visitaba el hospital por la curiosidad de contemplar el triste (para muchos tal vez divertido) espectáculo de las actividades de los pacientes. De esta circunstancia surgió en inglés la palabra bedlam (por corrupción de Bethlehem) definida en el Webster's como “any noisy, confused place or situation” (cualquier situación o lugar llenos de ruido y confusión)...

Más bien, este término inglés bedlam originó la acepción castellana de belén como lugar de alboroto y confusión.

  • Comparta este artículo
Archivo

Navidad, villancicos y belenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota