Archivo

En construcción

Minirréplica de la Torre Eiffel levanta críticas en Marruecos

Actualizado el 11 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Mide 30 metros y busca despertar la curiosidad de los visitantes

Arquitecto dice que se debe invertir en el patrimonio local y no en miniaturas

Archivo

Minirréplica de la Torre Eiffel levanta críticas en Marruecos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rabat. EFE. Bienvenidos a Fez, ciudad milenaria, capital espiritual de Marruecos, con su medina laberíntica y su antigua universidad y, recientemente, con una Torre Eiffel “a lo marroquí”.

“Se trata de una réplica pequeña de 30 metros que todavía está terminándose. Estamos pensando en poner un ‘sombrero’ en lo alto de la torre que recuerde a Fez. Es una Torre Eiffel a lo fesí, explica Alal Amraui, alcalde adjunto.

La nueva Torre Eiffel en miniatura, pendiente de iluminación y del “retoque fesí”, ha sido instalada hace una semana en una anónima rotonda de esta ciudad marroquí, fuera de la famosa medina.

Según Amraui, “ya son numerosos los curiosos que se acercan a fotografiarse frente a esta torre de hierro”, símbolo universal de París, y cuya estructura original de 324 metros fue construida entre 1887 y 1889 por el arquitecto francés Gustave Eiffel.

La Torre Eiffel es una de las maravillas del mundo –dice el alcalde adjunto– y “pertenece a toda la Humanidad; por lo tanto, esta réplica es una oportunidad para que nuestra juventud tenga una idea de cómo es la construcción francesa”.

“También podríamos haber reproducido la Estatua de la Libertad”, reflexiona, sin querer desvelar el dinero que se invirtió en el monumento, que se presume en $90.000 (más de ¢45 millones).

Controversia. No se sabe con qué asesoría urbanística ha contado el ayuntamiento, pero no todas las personas ven la torre con los mismos ojos.

“Me pregunto si las autoridades pensaron en el problema que supone para la circulación y la seguridad de los peatones colocar la torre en una rotonda”, dice el arquitecto Kamal el Ghazi, originario de la ciudad de Fez.

Para El Ghazi, “la ciudad tiene tal riqueza cultural e histórica que no necesita de este tipo de miniaturas para hacerle publicidad”.

El arquitecto subraya que se trata de un proyecto “cosmético” cuyo objetivo no es otro que “distraer a la opinión publica de los verdaderos problemas que existen en Fez.

“La ciudad necesita renovar su medina y sus monumentos históricos, y no es a través de este tipo de miniaturas como vamos a mejorar la vida del ciudadano”, argumenta el profesional.

  • Comparta este artículo
Archivo

Minirréplica de la Torre Eiffel levanta críticas en Marruecos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota