Mercado laboral exige aterrizar en la realidad

Últimas noticias


        
        
      Entre libros y balas, Monserrat estudia  la ciencia del delito. | ALONSO TENORIO.
Entre libros y balas, Monserrat estudia la ciencia del delito. | ALONSO TENORIO. ampliar

Laboratorios con pantallas táctiles y nerds del crimen maquillan en las series de la televisión un mundo con tinte policiaco que está muy lejos de ser real.

Esa fantasía desata emociones en jóvenes ticos que viven el sueño de convertirse en investigadores de la escena del delito, mediante la carrera de Criminología.

Sin embargo, cuando llegan a las aulas se dan cuenta de que estudiar esa profesión no es un juego de policías y ladrones, sino que requiere de vocación, tiempo y de estar ubicado en la realidad.

Monserrat Fernández tiene 19 años y es una de las estudiantes de Investigación Criminal del Colegio Universitario de Cartago (CUC) y está consciente de que para entrar en el competitivo mercado laboral, hay que hacer la diferencia.

“Al igual que cualquier otra profesión, requiere de mucha responsabilidad, pasión y concentración”, dijo Fernández.

Con estos tres elementos, ella arma las bases de una estrategia que le permita diferenciarse del resto de criminólogos del país.

“La gente ve la cantidad de sucesos, pero muchas veces no se pregunta qué fue lo que llevó a esa persona a cometer ese acto, a eso me gustaría dedicarme”, narró la joven estudiante.

Acciones. Ante el panorama de un mercado laboral dinámico, limitado y que varía en exigencias, ella deja a un lado la preocupación, para ocuparse en lograr una formación que le permita competir con el resto de profesionales en su área.

“Esto no es un juego de ir a disparar patos en la montaña. Quiero formarme más, trabajar y estudiar la psicología del delito, porque es un hecho, hay que buscar cuáles son las áreas que los empleadores requieren”, dijo Fernández.

Entre el polígono de tiro y los libros, Monserrat forma parte de los 513.450 jóvenes, entre los 15 y 24 años, que están fuera de la fuerza laboral en Costa Rica, aunque muchos de ellos, tarde o temprano, buscarán su inserción en el mercado de trabajo.

De esta forma, las instituciones parauniversitarias como el CUC, se convierten en opciones que retan a los recién salidos del cole a llevar carreras más cortas, que los pone a competir con mayor rapidez por un puesto laboral, sin que esto sea una garantía de empleo para todos.

“Investigación Criminal es una de las más buscadas, tiene muy buena colocación a nivel estatal y como en cualquier otra carrera se busca que el joven comprenda la realidad del entorno laboral al que va a estar expuesto”, explicó Mario Morales, rector del CUC.

En la mirada de esta joven cartaginesa, la investigación criminal es más que un simple estudio de cadáveres, dado que implica horas de lectura y control de las emociones.

“Siempre mi familia me ha apoyado mucho, pero mi mamá me dijo una vez: ¿por qué usted no es una joven normal, por qué no elige algo que no tenga tanto riesgo?”, recuerda Fernández.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Mercado laboral exige aterrizar en la realidad