Archivo

Médicos de Stroessner rompen silencio y confirman gravedad

Actualizado el 15 de agosto de 2006 a las 12:00 am

Archivo

Médicos de Stroessner rompen silencio y confirman gravedad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Brasilia, 15 ago (EFE).- Los médicos que atienden al ex dictador paraguayo Alfredo Sroessner en Brasilia rompieron hoy a medias el silencio impuesto por los familiares para confirmar que el general se encuentra en estado "grave", sedado y con sólo 45 kilos de peso.

Stroessner, de 93 años, que gobernó Paraguay con mano de hierro durante más de tres décadas, permanece ingresado en el hospital Santa Luzia de la capital brasileña desde el pasado 29 de julio, cuando fue operado de emergencia a causa de una hernia inguinal.

Su hospitalización sólo se hizo pública el pasado fin de semana, pero hasta hoy los médicos que le atienden no podían hablar con la prensa por orden de la familia.

Sin embargo, la dirección del hospital logró convencer hoy a los familiares de ofrecer alguna información oficial, debido al acoso de periodistas locales y extranjeros que habían congestionado con sus llamadas las centralitas del centro asistencial.

Marcelo Maia, director de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), y Sergio Tamura, director clínico del hospital Santa Luzia, quienes atienden directamente al general, confirmaron en rueda de prensa lo que los periodistas ya sabían por medios oficiosos, aunque dieron algunas precisiones sobre el estado del paciente.

Dijeron que Stroessner está con respiración asistida y sedado desde el mismo 29 de julio, cuando ingresó a ese hospital para ser operado a causa de una hernia inguinal, aunque luego su estado se complicó con una neumonía que le mantiene desde entonces en la UTI.

Es alimentado por medio de sondas y el pasado fin de semana fue sometido a una traqueotomía debido a serios problemas pulmonares.

Según Maia, es "imposible" pronosticar cuánto tiempo seguirá en esa situación y el cuadro actual "es muy grave", debido al crítico estado general del paciente y, fundamentalmente, a su avanzada edad.

"No se puede decir que es un cuadro irreversible, porque cada paciente es un caso diferente", sostuvo Maia.

El director de la UTI precisó que cuando Stroessner llegó al hospital tenía un peso un poco superior a los 50 kilos y ahora pesa cinco kilos menos, debido a su propia condición y a la alimentación.

PUBLICIDAD

"Está muy debilitado", indicó Maia.

En compañía del anciano permanecen en Brasilia sus hijos Gustavo y Graciela, así como el hijo de ésta, Alfredo "Goli" Stroessner, nieto del ex dictador e influyente dirigente del oficialista Partido Colorado, en el poder desde 1947.

Con ellos está también Miguel Angel Bestard, un viejo amigo de Stroessner, quien fue viceministro del Interior durante sus últimos años de gobierno.

Los propios familiares de Stroessner confirmaron hoy a los periodistas que quieren "intimidad" en este momento, lo que indujo a pensar que no habrá nuevos partes médicos en breve.

"Respetamos a la prensa y queremos respeto en este momento", dijo Gustavo, hijo del ex dictador, cuando abandonaba el hospital en compañía de "Goli".

Stroessner nació en Encarnación, en el sur de Paraguay, el 3 de noviembre de 1912 y reside en Brasilia desde dos días después de su derrocamiento, el 3 de febrero de 1989.

La dictadura que encabezó durante casi 35 años concluyó ese día, cuando triunfó un golpe de Estado liderado por el ya fallecido general Andrés Rodríguez, entonces comandante de Caballería y consuegro de Stroessner.

Rodríguez fue presidente de facto durante un mes y convocó luego a elecciones, de las que surgió como jefe de Estado constitucional.

Permaneció en el gobierno hasta 1993, cuando fue sucedido por Juan Carlos Wasmosy, el primer civil que gobernó Paraguay en casi 40 años.

En su ostracismo de Brasilia, Stroessner ha respetado a rajatabla el silencio que le impusieron las autoridades brasileñas a cambio de otorgarle la condición de asilado y ha vivido con una discreción absoluta.

Según sus allegados, durante los últimos años sólo salía de su casa para caminar y asistir a misa, y pasaba la mayor parte del tiempo sentado en un balcón contemplando el bucólico paisaje que rodea su mansión. EFE

ed/ag/ar

  • Comparta este artículo
Archivo

Médicos de Stroessner rompen silencio y confirman gravedad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota