Archivo

Imágenes enviadas por el robot ‘Curiosity’

Marte muestra evidencias de haber tenido arroyos vigorosos

Actualizado el 28 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

El agua se movía cerca de un metro por segundo y creó cantos de río

Se sabía que Marte tuvo corrientes de agua, pero esta es la primera evidencia

Archivo

Marte muestra evidencias de haber tenido arroyos vigorosos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Esta es una de las fotos tomadas por el robot Curiosity en que se observan los guijarros y rocas marcianas que fueron formados por corrientes de agua que se movían al menos un metro por segundo. | NASA
ampliar
Esta es una de las fotos tomadas por el robot Curiosity en que se observan los guijarros y rocas marcianas que fueron formados por corrientes de agua que se movían al menos un metro por segundo. | NASA

Fuertes arroyos capaces de mover rocas y transformarlas en cantos de río de diferente tamaño fueron parte del paisaje marciano hace miles de años. Los científicos tienen ahora las pruebas para sustentar esta afirmación.

Encargados de la misión Curiosity que se desarrolla en Marte desde hace un par de semanas presentaron ayer jueves una serie de fotografías que muestran rocas inclinadas y desgastadas, además de cantos de río (también conocidos como guijarros) de distinto tamaño, pero la mayoría menores que tres centímetros.

Analizando el terreno en donde se encuentra el Curiosity, llegaron al consenso de que lo que están observando es consecuencia de arroyos vigorosos con aguas que se movían cerca de un metro por segundo y que, por lo tanto, eran capaces de arrastrar rocas y desgastarlas.

La forma que tienen los cantos de río solo se las pudo dar el viento o el agua y son muy pesados como para que haya sido el viento, explicó Rebecca Williams, del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson.

Este fenómeno no es desconocido en el universo: sucede todos los días en la Tierra. Los científicos no se atreven aún a dar una fecha de cuánto existieron esos arroyos, pero por lo que han visto hasta ahora creen que desaparecieron hace miles de años. Estudiar más estos llamados guijarros permitirá dar un dato más exacto en el futuro.

Estudiando las imágenes satelitales del terreno donde aterrizó el Curiosity, los científicos han detectado el “abanico” que se forma cuando una corriente de agua cae de una montaña que carece de vegetación y cuya superficie es un poco inestable, algo que también se ha visto en la Tierra; por ejemplo, en las montañas entre Los Angeles y Nevada, en Estados Unidos.

William Dietrich, de la Universidad de California en Berkeley, explicó que la parte principal del cauce encontrado tiene unos 17,6 km de largo, 60 metros de ancho y 30 metros profundidad. Al bajar la montaña, el agua toma distintos caminos, a izquierda y derecha, creando distintos “brazos”, pequeños canales, visibles ahora en Marte.

El Curiosity analizará los dos siguientes años si este planeta tuvo condiciones favorables para la vida microbiana.

  • Comparta este artículo
Archivo

Marte muestra evidencias de haber tenido arroyos vigorosos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota