Archivo

Madres a prueba de todo

Actualizado el 14 de agosto de 1999 a las 12:00 am

Una valoración médica integral ayuda a mantener la buena calidad de vida

Archivo

Madres a prueba de todo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es injusto: mientras se ocupan de la salud, la educación y el alimento de sus hijos, muchas mujeres descuidan su propio bienestar.

Quizá sus cuerpos se acostumbren a esto durante un tiempo y no reclamen la atención que merecen. Sin embargo, los años pasan y con ellos aumenta el riesgo de sufrir enfermedades por falta de prevención.

Según la endocrinóloga Sonia Cerdas, existen males "silenciosos" que empiezan a desarrollarse sin que las mujeres lo adviertan hasta que ya sea demasiado tarde: algunos de ellos, como la hipertensión y la diabetes, pueden causar la muerte.

Por tales motivos, la agenda de toda mujer debe incluir una serie de exámenes médicos que permiten evitar o detectar y tratar a tiempo esas enfermedades frecuentes en el sexo femenino.

Hoy, víspera del día de la madres, es una buena oportunidad para revisar la lista de atenciones que ellas requieren para disfrutar una mejor calidad de vida.

Visitas importantes

No hay excusas que valgan: es indispensable visitar al ginecólogo a cada seis meses. Aunque ese lapso parezca muy corto, es ideal para un seguimiento adecuado al estado de los órganos sexuales y reproductivos, principalmente.

Según el ginecólogo Gerardo Broutin, lo anterior se logra mediante un examen genital que permite confirmar si todo está bien o existen transtornos hormonales, cáncer, infecciones o lesiones. Asimismo, cada año se debe efectuar la prueba de Papanicolau.

Esta consiste en "tomar una muestra de células que se extiende en una lámina y se examina para detectar signos de cáncer en el cuello del útero", explica el especialista, tras aclarar que este examen debe realizarse a toda mujer que mantenga relaciones sexuales.

Durante la evaluación ginecológica también se revisan las mamas para descubrir o descartar anomalías. Además de esto, después de los 40 años es necesario acudir a un radiólogo y someterse a una mamografía con el fin de detectar lesiones.

Edad crítica

La mayoría de las llamadas enfermedades "silenciosas" se manifiesta con más intensidad al llegar la menopausia, alrededor de los 40 años. Controlarlas será más fácil si se detectan a tiempo, y para ello se recomiendan exámenes de laboratorio.

Según Cerdas, revisar los niveles de colesterol y triglicéridos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, que constituyen una de las principales causas de muerte en el país. El examen de glicemia permite detectar la diabetes.

"Tomarse" la presión arterial también es necesario para controlar los niveles de azúcar en la sangre, así como para evitar infartos y derrames cerebrales.

Finalmente, es importante prestar especial atención a la osteoporosis, el principal problema derivado de la menopausia. "Esta enfermedad no duele, pero destruye el hueso de tal manera que basta un golpe o una caída para que la cadera se fracture", detalla Cerdas.

Para determinar si el hueso ha perdido resistencia se efectúa un ultrasonido de talón. Si resulta necesario el tratamiento, se recurre al examen llamado desintometría ósea.

No basta

Las madres no deben dejar todo el cuidado de su salud en manos de los médicos: ellas mismas pueden procurarse una mejor calidad de vida.

Según Cerdas, las principales recomendaciones son combatir el sedentarismo y mantener una dieta balanceada. "Para combatir la obesidad y todos los males que se derivan de ella, así como para que el corazón funcione bien, las personas deben realizar al menos media hora de ejercicio diario, comer frutas y vegetales, evitar el consumo excesivo de grasas, y dejar el fumado y el alcohol", manifiesta.

Con estos consejos fáciles de seguir, las madres podrán vivir más y mejor y -quizá- sus hijos pueden retribuirles su dedicación de todos los días.

¿Cómo?: regalándoles mañana algún implemento deportivo, o una suculenta fruta para que inicien su dieta saludable.

  • Comparta este artículo
Archivo

Madres a prueba de todo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota