Archivo

Con o sin Lugo, la cuestión de la tierra en Paraguay sigue vigente

Actualizado el 24 de junio de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Con o sin Lugo, la cuestión de la tierra en Paraguay sigue vigente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Paraguay (AP). "Justicia", pero también "tierras", reclaman los allegados de los campesinos muertos el 15 de junio en Paraguay en el enfrentamiento con la policía que desencadenó la destitución del presidente Fernando Lugo, en un país en que el 80% de la tierra está en manos de 2% de los propietarios.

El sábado, al día siguiente de la destitución del primer presidente de izquierda de la historia del país, unos veinte campesinos se reunían en la localidad de Yacundal (300 km al este de la capital), a varios kilómetros del lugar del incidente que se saldó con once campesinos y seis policías muertos.

Martina Paredes, de 33 años, perdió a dos hermanos en la operación que pretendía desalojar a un grupo de ocupantes de una propiedad de 2.000 hectáreas perteneciente a un rico empresario local. "Necesitamos tierras para ganar nuestro pan de cada día", explicó a la AFP.

Sus dos hermanos, de 25 y 28 años, eran jornaleros, con un salario de 30.000 guaraníes por día (menos de ocho dólares). "Mi padre tiene 10 hectáreas, somos 11 personas" para vivir de esta explotación que produce sésamo, maíz y algodón, explicó Martina.

Ocupar tierras responde a la esperanza de tener algún día su propia parcela "para construir una casita, tener una pequeña explotación", afirmó.

¿Representa la destitución de Fernando Lugo, elegido en 2008 y considerado cercano a los pobres, el fin de la esperanza de una reforma agraria en uno de los países con más desigualdad social de la región?

"De todos modos, no tenía el apoyo necesario" en el parlamento para cumplir sus promesas, afirmó Dario Acosta, un agricultor de 5O años.

Acosta teme las consecuencias en el exterior de esta destitución 'express', decidida por el Congreso en menos de 48 horas y calificada de "golpe de Estado parlamentario" por los países vecinos: "En caso de represalias, lo pagarán los pequeños agricultores" de este país de 6,5 millones de habitantes donde el sector representa el 25% del PIB, estimó Acosta.

  • Comparta este artículo
Archivo

Con o sin Lugo, la cuestión de la tierra en Paraguay sigue vigente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota