Archivo

Enciclopedia se lanzó en el 2008 y está disponible en www.eol.org

Libro de la vida abre sus páginas a la biodiversidad

Actualizado el 21 de mayo de 2013 a las 12:00 am

En dos años, casi se duplican páginas sobre especies: hoy, hay 1,3 millones

Enriquecer calidad de contenido y atraer a más usuarios son las metas siguientes

Archivo

Libro de la vida abre sus páginas a la biodiversidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Enciclopedia de la Vida es un sitio que obsequia desde Internet información acreditada por científicos sobre la biodiversidad del planeta.

Como libro que es, persigue lectores pero también escritores, pues su capítulo final está sin redactarse. Igual a los organismos retratados en sus páginas, esta guía de la naturaleza viva crece sin cesar.

Si al 2011 sumaba 700.000 páginas de datos confiables sobre igual número de especies al día de hoy esa cifra casi se duplica: hay 1,3 millones de páginas en su sitio web.

La información es revisada por una comunidad de más de 1.200 comisarios, quienes revisan y aprueban el contenido concediendo una etiqueta de calidad al confirmarse que los datos son correctos. En el 2011 había solo 700 comisarios.

Todo contenido sin revisión aparece en la plataforma pero sin este certificado. Esto señala visualmente a los visitantes qué puede utilizar como dato certificado.

La EOL, por sus siglas en inglés, es una plataforma digital de acceso libre alimentada por las bases de datos de más de 250 colaboradores para incrementar el conocimiento y la comprensión de la naturaleza mediante la recopilación, generación e intercambio de conocimiento sobre la naturaleza del orbe.

La iniciativa agrupa a ciudadanos, estudiantes, educadores, conservacionistas e investigadores de todo el planeta hambrientos de aprendizaje y deseosos de colaborar explica Érick Mata, director ejecutivo de EOL.

Si el objetivo de la página era crecer en contenido cuando se lanzó en el 2008 (empezó con 30.000 páginas), ahora el propósito es enriquecer la calidad de su contenido.

“Hay información en árabe, chino, inglés y español aunque predomina el inglés. Perseguimos atraer a más usuarios con recursos más interactivos hoy disponibles para quien guste”, comentó Mata, quien estuvo en el país como expositor del TEDxJoven PuraVida 2013.

Por el usuario, para el usuario. El sistema está concebido para que los usuarios (hay 66.000) elaboren sus propias colecciones de especies favoritas según intereses y gustos y además las compartan. “No tienen que escribir nada, solo seleccionar páginas de interés y agruparlas según tema. A partir de allí, cada persona podría propiciar colaboraciones con otros como se administran grupos de interés en redes sociales”, apuntó Mata.

Los participantes pueden subir fotos, texto, videos, sonidos, compartir comentarios, preguntas y estudios con otros colaboradores con los mismos intereses sin necesidad de ser un científico. “Imagine a nuestra gente del campo. Acostumbrados a moverse en montañas y selvas viendo toda clase de especies, si algunos decidieran tomar fotografías y compartirlas, quizás sin saberlo podrían luego confirmar o alimentar un estudio o una afición de personas por todo el mundo sin saberlo”, comentó.

PUBLICIDAD

En la sección Discover se detalla con videos y enlaces sobre recursos y posibilidades disponibles. Una suerte de índice para libro dirigida a primerizos.

Crearse una cuenta es simple y puede hacerse hasta con las credenciales de Gmail, Facebook o Twitter. Si usted tiene acceso a Internet, usted tiene una de estas.

Lo siguiente es una invitación sin filtro a curiosear. Basta ver los primeros pasos sugeridos: mirar videos e imágenes de especies, ayudar a identificarlas, aprender y repartir su conocimiento. Otros harán lo mismo por usted.

  • Comparta este artículo
Archivo

Libro de la vida abre sus páginas a la biodiversidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota