Archivo

Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo, destaca que los cursos de educación en línea permiten la personalización y

Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo: ‘Hay que saber qué se quiere aprender y luego buscarlo’

Actualizado el 01 de junio de 2013 a las 12:00 am

Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo, destaca que los cursos de educación en línea permiten la personalización y brindan al estudiante la posibilidad de avanzar a su propio ritmo. Sobre este tema conversó con La Nación.

Leda Muñoz Directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo

Archivo

Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo: ‘Hay que saber qué se quiere aprender y luego buscarlo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | MARVIN CARAVACA / ARCHIVO
ampliar
| MARVIN CARAVACA / ARCHIVO

De día o de noche. En el cuarto, la oficina, la cama o el bus, los cursos en línea que ya brindan diversas universidades e instituciones alrededor del mundo, permiten estudiar en cualquier lugar y a cualquier hora.

Además, le ofrecen al estudiante la posibilidad de avanzar a su propio ritmo.

La especialista Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo (FOD), analizó, para La Nación , las ventajas y desventajas de este modelo de aprendizaje.

Este análisis lo hace basada en la experiencia que la FOD ha cosechado en 25 años “de estar aprendiendo a aprender y enseñar con tecnología”.

¿Cuáles son las ventajas del aprendizaje en línea?

Una de ellas es la ubicuidad, pues se puede aprender en cualquier lugar, en cualquier momento. También se puede personalizar, pues mi manera de aprender no es exactamente igual a la suya. Puede ser que yo aprenda más viendo videos, o aprendo mejor interactuando con equipos.

”En tercer lugar, la tecnología permite hacer cosas muy ricas y provechosas. No es lo mismo aprender con una pizarra y con tiza, que con modelos tridimensionales”.

¿Qué errores cometen quienes desarrollan cursos en línea?

La gente que empieza a hacer ofertas sigue atrapada en las formas de enseñar que utiliza la educación presencial.

”Hay que aprender a enseñar el e-learning (aprendizaje en línea) para que no solo sea un cambio de formato. Sería como mucho desperdicio”.

¿Cuál es la mejor forma de escoger un curso virtual?

Se debe tomar en cuenta qué es lo que quiero aprender yo y qué contexto me limita o me define esos espacios de aprendizaje. Por ejemplo; si soy una mamá que quiero aprender, retomar cosas, pero no me puedo desplazar a recibir clases.

”Si defino qué es lo que necesito, puedo empezar a buscar la oferta que coincida con mis intereses”.

¿Cómo distingo un curso virtual bueno de uno malo?

Como ya lo hacemos en el mundo presencial. No es lo mismo ir a la Universidad de Harvard que a una universidad de garaje.

”Parte de lo que nos va a tocar a instituciones como la FOD, o como el Ministerio de Educación, es ir generando los mecanismos para que el ciudadano pueda discernir sobre esa calidad y pertinencia.

PUBLICIDAD

”¿Cómo? Eso se va a ir generando poco a poco. Si la gente lleva un curso, aprende y le gusta, se va a ir corriendo la voz sobre la calidad del curso. Tienen que haber elementos como certificación y acreditación de los cursos”.

¿Qué características tienen los estudiantes en línea?

La gente que lleva estos cursos por lo general está a la vanguardia y se va adaptando a las nuevas tecnologías. Pero, en promedio, todavía el número de personas que se matriculan son menos de los que terminan los cursos. Hay que aprender, y eso toma rato.

”Nosotros no somos un país de disciplina. Cuando tenés a alguien enfrente que te hace quiz o toma la asistencia, existen ciertas medidas de presión para ir cumpliendo. Cuando tenés la libertad de hacerlo a tu ritmo, si no tenés cierta disciplina o claridad del por qué querés hacerlo (el curso), te podés quedar a medio camino.

”Eso va a ir pasando en la medida en que la oferta de cursos sea más amigable para los usuarios. Este es un proceso o de cambio de cultura”.

Los cursos en línea, ¿son una buena apuesta?

Yo creo que esta es la ruta que se va a ir privilegiando en el tiempo. Nadie puede adivinar el futuro, pero yo sí creo que va a ser una vía cada vez más dominante y, además, muy rica o abundante.

”La experiencia de aprender será más rica que ir a una clase a oír algo que dice alguien para todos, como si todos fuéramos iguales”.

En la Fundación Omar Dengo (FOD), ¿están trabajando actualmente en crear mejores ofertas para aprendizaje en línea?

Hemos estado montando propuestas de aprendizaje en línea, capacitación para los docentes que están trabajando en nuestros programas.

”Este año estamos empezando a abrir esa oferta para poder dársela a los estudiantes y a ciudadanos comunes y corrientes.

”Yo esperaría que hasta finales de este año o principios del siguiente, podamos abrir esa gran oferta en temas como programación, por ejemplo”.

  • Comparta este artículo
Archivo

Leda Muñoz, directora ejecutiva de la Fundación Omar Dengo: ‘Hay que saber qué se quiere aprender y luego buscarlo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota