Archivo

Lecciones del gransunami de Japón

Actualizado el 25 de febrero de 2013 a las 12:00 am

¿Está Costa Rica preparada para actuar frente a un sunami?

Archivo

Lecciones del gransunami de Japón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Terremotos, erupciones volcánicas o deslizamientos en océanos o mares son capaces de producir un desplazamiento vertical en el nivel del mar y, dependiendo de su magnitud, podrían desestabilizar las aguas y generar un sunami (tsu>puerto, nami>olas). En ocasiones se utiliza el término ‘maremoto’, pero este es específico para terremotos que desestabilizan las aguas de los mares.

En setiembre del 2012 fui a estudiar la zona de Tohoku, Japón, que fue afectada el 11 de marzo del 2011 por un megaterremoto de magnitud 9,0 que produjo unsunami hasta de 40 metros de altura, acabando con la vida de 20.000 personas y con más de $100 billones en pérdidas económicas.

Mi primera parada fue un famoso y gran barco en medio de la carretera, llevado tierra adentro por el sunami. A su alrededor, todas las casas habían sido destruidas, no había personas, ni perros. Nada, un lugar fantasma. En ese momento se me vino a la mente una pregunta ¿cuántas historias de amor se acabaron en tan solo minutos? Y pensé en mi país, mis amigos, mi familia, en ella. Continué la gira y algunos kilómetros adelante vi algunas casas temporales para damnificados por el sunami.

¿Qué ocurrió el 11 de marzo del 2011 en Japón? A las 2:46 p. m. ocurrió el terremoto de la costa pacífica en la región de Tohoku, Japón (el terremoto más grande en la historia de este país). En esta zona, como en cualquier parte de Japón, al igual que en Costa Rica, puede ocurrir un terremoto. Los científicos pronosticaban un sismo de magnitud 8,7 en esa región, pero fue de 9,0. Se anunció el epicentro 2 minutos después y luego 3 minutos más tarde se da la alerta de que en 20 minutos un sunami de 10 metros de altura atacará Tohoku. Sin embargo, en algunos sitios el sunamifue de hasta 40 metros de altura. Acerca de esta diferencia en el cálculo, la hipótesis más fuerte explica que el terremoto produjo un mega deslizamiento en el fondo del océano, pero que en su momento no se determinó.

¿Por qué murió tanta gente en Japón por el sunami, siendo uno de los países más avanzados en prevención de desastres?

Este país tiene volcanes activos, ocurren grandes terremotos y ha sido afectado por muchos sunamis. Japón es líder mundial en alertas tempranas y tiene avanzada instrumentación para la vigilancia de amenazas naturales. Han construido muros antisunamis, refugios, monumentos, museos y constantemente hacen simulacros de terremotos y sunamis. Tan es así que cada 3 de marzo desde 1933 se hace un simulacro de sunami, es decir, el simulacro del 2011 se hizo tan solo 8 días antes del gran sunami de ese año... ¡lo tenían fresco en la mente!

PUBLICIDAD

El gobierno japonés publicó recientemente los resultados de la encuesta realizada en 2010, en relación al terremoto de Chile (magnitud 8,8), que produjo un sunami de 3 metros de altura en Japón. El 98,5% de los entrevistados contestó que entendía las alertas de sunami, pero solo el 38% de las personas evacuaron en esa ocasión. A las personas que decidieron no evacuar, se les preguntó el por qué no lo hicieron y su respuesta fue que creían que el sunami no iba a afectar a esa región o que era muy pequeño.

Analizando esta información, y comparándola con lo ocurrido el 11 de marzo del 2011, desde mi punto de vista fallaron tres aspectos: el cálculo de los científicos, la sobreinformación del Gobierno hacia la población y, el más importante, la negativa de la población a evacuar, subestimando el poder de la naturaleza.

Lección para Costa Rica.

Nuestro país históricamente no ha sido afectado por grandes sunamis (hubo algunos pequeños en los años 1854, 1916, 1934, 1962, 1990 y 1991) pero podría pasar, y no solo por un terremoto en Costa Rica, sino también por uno en otra parte del mundo, como sucedió en el 2004, cuando un terremoto en Indonesia generó un sunami que mató más de 200.000 personas en varios países a lo largo del océano Índico.

Además, tenemos volcanes activos y ocurrencia de terremotos que podrían ocasionar una catástrofe, pero ¿estamos preparados? ¿Podemos salvarnos? Los responsables de dar estas respuestas son tres: los científicos, que mediante un trabajo serio y sin alarmismos podemos contribuir a disminuir el riesgo.

El Gobierno, trabajando en prevención antes, durante y después de que ocurra una erupción volcánica, un terremoto o un sunami, y el tercer responsable, y más importante, es cada uno de nosotros.

Si queremos salvar a nuestras familias y seres queridos y no acabar con esas historias de amor, debemos poner todos de nuestra parte, pero hay que actuar ya.

Debemos informarnos de cómo una posible erupción volcánica podría afectarnos, saber si nuestra casa podría resistir un fuerte terremoto, identificar las partes altas en los alrededores de la playa donde vivimos o vacacionamos en caso de un sunami; buscar información, nunca omitir las alertas y, por encima de todo, respetar el poder de la naturaleza es la clave.

PUBLICIDAD

Después de la catástrofe de 2011, Japón está aplicando una nueva ideología ante las amenazas naturales, la cual dice:

1. No creas en las estimaciones.

2. Eres lo mejor.

3. En caso de emergencia, toma la iniciativa para evacuar.

  • Comparta este artículo
Archivo

Lecciones del gransunami de Japón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota