Archivo

En 1985, Konig horneó sus primeras rodajas saludables

Actualizado el 01 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

En 1985, Konig horneó sus primeras rodajas saludables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Panes libres de sodio,  grasa y  azúcar salen de la  fábrica Konig, en barrio México, San José. | ALONSO TENORIO
ampliar
Panes libres de sodio, grasa y azúcar salen de la fábrica Konig, en barrio México, San José. | ALONSO TENORIO

¿Eso es pan añejo? ¿Es comida para perros? Corría 1985 y Noelia de León respiraba profundo cuando le espetaban estas y otras preguntas cada vez que ella intentaba vender su producto.

Con el rostro ilusionado, esta microempresaria de origen salvadoreño respondía: “No, ni lo uno ni lo otro. Es pan saludable, bajo en grasas”, decía una y otra vez.

“Es que este tipo de productos no formaban parte del léxico de los consumidores ni del mercado en general”, relató De León.

Ella, a fuerza de convicción, asegura que abrió camino en un mercado que poco conocía de su pan comercializado bajo la marca Konig, que proviene del alemán König y que en castellano se traduce como “rey”.

Primeros productos. De León prosigue con su historia y dice que hace 27 años comenzó a hornear pan a partir de tres productos diferentes; entre ellos, pan con semillas de linaza, dadas sus cualidades para ayudar a bajar de peso (reduce niveles de colesterol) y su alto contenido de fibra.

También sacó al mercado pan endulzado con tapa de dulce, y con cebada y trigo, así como productos libres de sodio.

Hoy su catálogo cuenta con 46 productos diferentes. Entre los que han gozado de la preferencia de los clientes están los panes libres de gluten, que salieron a la venta hace nueve años.

A las personas con intolerancia, el gluten les daña la mucosa del intestino delgado, lo cual les impide una digestión normal. “Nadie hablaba de eso y ya había personas intolerantes al gluten”, explicó .

Konig también es sinónimo de pan blanco sin azúcar para quienes tienen problemas de digestión.

De León reconoce que, a pesar de la sostenida tendencia en el mercado de los productos más saludables, aún existe espacio para crecer, en especial porque, dice, mucha gente aún “requiere de mucha educación en la materia”.

“Puedo decirle con satisfacción que después de tanto tiempo somos la empresa que abrió el camino y creó la tendencia para educar al consumidor sobre productos dietéticos e integrales”, dijo De León.

Esta empresa, que comenzó vendiendo su pan en contados negocios josefinos, en la actualidad está presente en buena parte del país así como en Nicaragua.

PUBLICIDAD

El siguiente paso de esa microempresa, que opera en una casa estilo art decó en pleno barrio México, en el centro de San José, es comenzar a vender su pan en Panamá.

Ni pan añejo ni comida para perro. Konig encontró un espacio en el nicho de personas que buscan alimentos más saludables

  • Comparta este artículo
Archivo

En 1985, Konig horneó sus primeras rodajas saludables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota