Archivo

Conejo y Medford

Italia 90 marcó el destino de dos leyendas

Actualizado el 21 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Recibir ocho goles del Barça fue doloroso para Conejo, pero le dejó una gran lección

Segundo libro de la serie Legionarios, de La Nación , estará disponible mañana

Archivo

Italia 90 marcó el destino de dos leyendas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         En 1985, con 16 años de edad, Hernán Medford era una promesa del futbol costarricense.  Los pronósticos ya hablan de su talento. | ARCHIVO LN
ampliar
En 1985, con 16 años de edad, Hernán Medford era una promesa del futbol costarricense. Los pronósticos ya hablan de su talento. | ARCHIVO LN

Fue durante el inolvidable verano italiano. Con una selección 100% criolla –sin legionarios– , Costa Rica sorprendió al planeta futbol al pasar a la segunda fase. Lo hizo con puñado de héroes que corrieron como locos tras un balón. Era Italia 90, nuestro debut mundialista.

Fue el mundial en el que Gabelo, nuestro “conejo de la suerte”, se ganó la designación como el mejor arquero de la justa, según la prestigiosa revista France Football .

Fue el mundial en el que Medford –el mismo que años más tarde silenció al mítico Azteca– corrió más de 50 metros entre los zagueros suecos para batir la meta del buen arquero sueco Thomas Ravelli. ¡2-1, victoria tica!

Tras sus actuaciones, los ticos terminaron convertidos en trotamundos. Ellos son los grandes protagonistas del segundo libro de la serie Legionarios, que sale a la venta mañana (¢1.500).

Ese mismo día, en el sitio interactivo de Legionarios –en la página web de La Nación– , estarán disponibles dos nuevos videos que se suman a las biografías de Alejandro Morera Soto y Fello Meza.

El segundo libro recoge las anécdotas y vivencias de jugadores que hicieron gala de su talento fuera de las canchas nacionales entre 1960 y 1990. Sus páginas están llenas de historias y fotos inéditas.

“Recibir ocho goles del Barcelona (temporada 1991-92) fue la decepción más grande del mundo que un portero se puede llevar, pero también es la experiencia más rica que se puede recibir. Me acuerdo que a los 25 minutos le pedí a Dios que el partido se terminara.

“Ese equipo era una máquina; una cosa exagerada y usted no veía la bola”, recordó el exarquero Conejo, quien defendió en España la camiseta del Albacete.

La afición de esa ciudad no ha dejado de profesarle cariño.

El ágil pelícano. Tenía un pique endiablado y frialdad de sicario para definir frente al marco.

Dejó cuentas abiertas de goles en las ligas de España, Austria, México, la antigua Yugoeslavia, Italia y Costa Rica.

El Dínamo de Zagrev, el Rapid de Viena, el Pachuca, el Necaxa, el León de México, el Foggia de Italia... Medford movió aficiones. Los tuzos mexicanos incluso retiraron su camisa número 17.

PUBLICIDAD

“Logré formar grandes dúos durante mi carrera con Delvaste Araujo, Evaristo Coronado, Davor Suker, Lorenzo Sáez y Everaldo Bejines. Ellos han sido goleadores gracias a mis servicios y de vez en cuando me devolvían el favor”, contó Medford en el libro.

El tomo II repasa también la huella de ticos en Europa (entre estos Juan Cayasso, Rónald González y José Carlos Chaves Inneckén), así como en el futbol de México, Estados Unidos, Centro, Suramérica y la lejana Australia.

Los libros se pueden conseguir en Palí, Walmart, Maxi Palí, MasXmenos, Compre bien (San Carlos), sucursales de Grupo Nación y con pregoneros.

  • Comparta este artículo
Archivo

Italia 90 marcó el destino de dos leyendas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota