Archivo

Israel ejerce su deber de defenderse

Actualizado el 09 de junio de 2010 a las 12:00 am

El pueblo israelí recuerda al mundo que es un deber y un honor luchar por su supervivencia

Archivo

Israel ejerce su deber de defenderse

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Israel aisló a Hamás en Gaza para evitar que adquiriera cohetes y armas que podía utilizar para actos terroristas contra Israel y para debilitar a un aliado de Irán. Los barquitos que venían con “ayuda” para los palestinos de Gaza tenían el propósito de ayudarle a la red terrorista de Hamás a romper el cerco, a legitimar la actividad terrorista, y a terminar con un proceso de paz que no les conviene a los fundamentalistas islámicos consagrados a terminar con Israel y con su pueblo.

Como al-Qaeda, Hamás es una organización terrorista calificada así por la Unión Europea, Naciones Unidas y por Estados Unidos. Es tan radical, que con atrocidades, mutilados y torturas expulsó de Gaza a sus hermanos palestinos de Abas que Costa Rica ha reconocido. Después de la conquista de Gaza por Hamás, Egipto, como Israel, inmediatamente anunció su decisión de aislar a las organizaciones terroristas de Hamás y el Yihad Islámico.

De mucho mayor peligro, Hamás es aliado de la sangrienta dictadura islámica iraní que le suministra ayuda financiera, cohetes y armas. Irán y Hamás comparten metas maléficas. Ahmadinejad repetidamente ha prometido “borrar a Israel del mapa” con la terrible realidad de que cuenta con el poder para intentar lograrlo. Hamás también se niega a cumplir con los acuerdos de paz firmados por los gobiernos palestinos anteriores y anuncia la eliminación del Estado de Israel y de su pueblo.

Deber de defensa. La defensa es un deber y eso tiene sus consecuencias. El “derecho” lo pueden definir como quieran los burócratas de Naciones Unidas, pero un deber lo define uno. Defenderse es un deber existencial de Israel y, como es natural, se defiende como corresponde a sus circunstancias. La víctima define su respuesta. Lo amenazan y lo rodea gente que abiertamente, como Hitler, anuncia como fin terminar con el Estado judío y “echar al mar” a su pueblo. Estos terroristas no se pueden disuadir. Hay que derrotarlos porque para ellos la vida no significa el regalo de Dios como para nosotros. La muerte ocasionada en actos de terrorismo los lleva al Paraíso.

Ante estas realidades, los soldados israelitas, como los Samurai de antaño, tienen que ser feroces y honorables. El pueblo israelí le está recordando al mundo entero que, además de un deber, es un honor luchar por la supervivencia de su pueblo y asegurar, como sea, que nunca se repita el Holocausto.

Los pueblos occidentales tenemos el deber de defender a Israel porque la guerra que enfrenta es una guerra contra Occidente. Está recibiendo los golpes que en realidad van dirigidos a toda la civilización del Antiguo y el Nuevo Testamento. Si Israel cayera, el fundamentalismo islámico interpreta- ría, correctamente, que Occidente es débil y decadente. Significaría la batalla final para la dominación del mundo y el Califato mundial. Si pueden conquistar Israel, pueden conquistarlo todo.

Da verguenza la actitud precipitada de una mayoría de la Asamblea Legislativa que condenó la acción de Israel dentro de su Zona Económica Exclusiva contra quienes venían con el único propósito de ayudar al terrorismo. Reaccionaron irreflexivamente antes de informarse. Antes de pensar. Demostraron una profunda ignorancia de la realidad mundial y desprestigiaron a la Asamblea Legislativa. Los 13 diputados que votaron en contra de la moción mitigaron el desprestigio de esa institución y merecen respeto y agradecimiento.

  • Comparta este artículo
Archivo

Israel ejerce su deber de defenderse

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota