Archivo

Islamistas destruyen mausoleos de santos en Tombuctú, Malí

Actualizado el 30 de junio de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Islamistas destruyen mausoleos de santos en Tombuctú, Malí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bamako (AFP). Los islamistas que controlan el norte de Malí empezaron hoy sábado la demolición de mausoleos de santos musulmanes en Tombuctú, una ciudad mítica incluida en la lista del patrimonio mundial en peligro de la UNESCO, que calificó de "trágica" la destrucción.

"Ansar Din destruirá hoy todos los mausoleos de la ciudad. Todos los santuarios sin excepción", declaró Sanda Uld Bumana, el portavoz de Ansar Din, uno de los grupos armados que controla la región.

El primer santuario destruido fue el de Sidi Mahmud, en el norte de Tombuctú, que ya fue profanado a principios de mayo por miembros de Al Qaida en el Magreb Islámico (Aqmi), un aliado de Ansar Din.

"Hoy, en el momento en que les estoy hablando, islamistas de Ansar Din acaban de destruir el mausoleo del santo Sidi Mahmud. Rompieron (y) derribaron el muro" que rodea al lugar, "esto es gravísimo", declaró llorando uno de los testigos interrogados por teléfono desde Bamako.

La destrucción completa de este santuario hoy sábado fue confirmada por un allegado de un imán, un periodista local y otros testigos. Según ellos, en la mañana del sábado los islamistas estaban atacando el mausoleo de otro santo, Sidi Moctar, en el este de la ciudad.

La ciudad de Tombuctú y la Tumba de los Askia (norte de Malí), controladas por los islamistas, fueron inscritas en la lista del patrimonio mundial en peligro a pedido del gobierno maliense, anunció el jueves pasado la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

"Esta mañana temprano los islamistas rodearon primero el cementerio del barrio de Abarayu (en el norte de la ciudad). Comenzaron a romper todo", afirmó otro testigo, según el cual se trata de represalias a la decisión de la UNESCO.

"Ellos (los islamistas) dijeron que puesto que la UNESCO quiere entrometerse en sus asuntos, ellos les mostrarán de lo que son capaces", añadió.

La UNESCO lamentó hoy sábado la "trágica" destrucción de antiguos mausoleos musulmanes en Tombuctú.

"Acabamos de enterarnos de la trágica noticia de los daños causados sin motivos al mausoleo de Sidi Mahmud, en el norte de Malí", declaró Alissandra Cummins, presidenta del Comité Ejecutivo de la UNESCO en un comunicado.

PUBLICIDAD

"Pido a todos los que están involucrados en el conflicto en Tombuctú que asuman sus responsabilidades en el interés de las futuras generaciones, para conservar el legado del pasado", agregó Cummins.

Según la misión cultural de Tombuctú, 16 mausoleos de esta ciudad en el borde del Sahara, llamada "la ciudad de los 33 santos", están en la lista del patrimonio mundial.

El Comité del Patrimonio Mundial, reunido en San Petersburgo (Rusia), "aceptó la solicitud del gobierno de Malí de inscribir a Tombuctú, así como a la Tumba de los Askia, en la Lista del patrimonio mundial en peligro de la UNESCO", indicó esta organización en un comunicado el jueves.

Tombuctú fue fundada entre el siglo XI y el siglo XII, según los documentos, por tribus tuaregs. Fue un gran centro intelectual del islam y una antigua metrópolis mercantil próspera gracias a las caravanas.

Sus tres grandes mezquitas, pero sobre todo decenas de miles de manuscritos --algunos de los cuales datan de la era anterior al islam-- son un testimonio de su antiguo esplendor y de su edad de oro en el siglo XVI.

La Tumba de los Askia, edificada en 1495 en la región de Gao, incluye un sepulcro piramidal y una mezquita.

Entre fines de marzo y comienzos de abril, las ciudades y regiones administrativas del norte de Malí (Tombuctú, Kidal y Gao) cayeron en manos de grupos armados islamistas. Esta situación fue precipitada por un golpe de estado que, el 22 de marzo, derrocó al presidente Amadu Toumani Touré.

  • Comparta este artículo
Archivo

Islamistas destruyen mausoleos de santos en Tombuctú, Malí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota