Archivo

Integrante de Pussy Riot: “no me arrepiento”

Actualizado el 21 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Considera que la protesta y posterior encarcelamiento sirvió para llamar la atención mundial sobre la relación existente entre la iglesia ortodoxa y el gobierno de Rusia

Archivo

Integrante de Pussy Riot: “no me arrepiento”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                Una de las integrantes de la banda punk Pussy Riot, Yekaterina Samutsevich, aseguró no arrepentirse de que una protesta realizada por el grupo contra el presidente Vladimir Putin, hecho que ocasionó su encarcelamiento.
ampliar
Una de las integrantes de la banda punk Pussy Riot, Yekaterina Samutsevich, aseguró no arrepentirse de que una protesta realizada por el grupo contra el presidente Vladimir Putin, hecho que ocasionó su encarcelamiento.

Moscú, Rusia (AP). Una de las integrantes de la banda punk Pussy Riot, Yekaterina Samutsevich, aseguró no arrepentirse de que una protesta realizada por el grupo contra el presidente Vladimir Putin en la principal catedral de Moscú un año atrás.

El incidente ocasionó que fueran encarceladas, luego de que la justicia rusa considera la protesta como acto de vandalismo .

Samutsevich, quien tras el incidente logró salir de prisión , dijo a Associated Press que está contenta de que su actuación punk hiciera a los rusos más conscientes de la estrecha relación entre la iglesia ortodoxa y el gobierno de Rusia.

“No me arrepiento del performance ”, dijo en una entrevista fuera de la Catedral de Cristo Salvador. “Mucha gente que no sabía del problema se enteró: el problema en nuestra sociedad es la iglesia rusa”.

No es la única que piensa así. Nadezhda Tolokonnikova ya había dicho que la condena contra ella y sus compañeras del grupo eran una venganza personal (del presidente Vladimir) Putin, pero que sirvió para atraer la atención global hacia el gobierno del mandatario ruso.

El hecho.

Samutsevich, Tolokonnikova y Maria Alekhina hicieron una “oración ” punk en la catedral el 21 de febrero de 2012, pidiéndole a la virgen María que “ se llevara Putin ” de Rusia.

El acto de la banda enfureció a algunos creyentes ortodoxos y al patriarca Kirill; y, aunque muchos pidieron clemencia para las punk , las tres fueron sentenciadas a dos años en prisión por vandalismo motivado por intolerancia religiosa, lo que a su vez generó protestas alrededor del mundo por la represión de Rusia contra el disenso.

Las punk han dicho que su presentación no era contra la religión, sino para expresar su preocupación por las relaciones cada vez más cercanas entre la iglesia y el gobierno.

  • Comparta este artículo
Archivo

Integrante de Pussy Riot: “no me arrepiento”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota