Archivo

Puertas abiertas

Impacto de la apertura

Actualizado el 09 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Impacto de la apertura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

L a Nación ha revelado en las últimas dos semanas importante información del sector de telecomunicaciones. Si bien han sido noticias independientes, en su generación, y no se pretendió con ella dar un balance de la apertura, una parte de los datos muestran resultados del rompimiento del monopolio del ICE en un contexto de modernización tecnológica y consumo creciente de la tecnología.

El estudio Red 506 de Unimer para El Financiero detectó que 920.000 personas que viven en la Gran Área Metropolitana (GAM) se conectan a Internet desde sus dispositivos móviles. Unimer concluye que estos usuarios son maduros, saben lo que quieren y lo buscan, y tienen hábitos, entre ellos la participación regular en redes sociales.

Otra publicación evidenció cómo, a finales del 2012, el país tenía casi un millón de contratos de telefonía móvil, el triple respecto al 2010. Se trata de conexiones mediante teléfono celular y datacard . Estos datos provienen del informe 2010-2012 de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel). El país tiene no menos de 5,3 millones de líneas de celular, una penetración mayor que en Estados Unidos.

Las cifras reflejan, de nuevo, a un consumidor sofisticado, que busca, por ejemplo, mejor servicio mediante mayor ancho de banda. En este campo, el ICE es dominante, con el 42% de las conexiones pospago; Claro, con el 33%, y Movistar, con el 22%.

En la edición de ayer pudimos mostrar algunos resultados financieros del ICE. La institución, como correspondía, realiza una estrategia dinámica de comercialización. Esto se tradujo en mayores gastos en los últimos cinco años. Un mercado más competitivo produjo una caída en los ingresos por la venta de telefonía celular y fija, y de servicios de Internet (2,7% en el 2012, en términos reales).

Un reportaje más contó cómo la lucha por los clientes será mayor a partir del 30 de noviembre, cuando cada usuario pueda cambiarse de proveedor y mantener su número telefónico. El ICE no podrá reducir su inversión en publicidad, mercadeo y servicio o, si lo hace, deberá ser muy cuidadoso, pues corre el riesgo de una salida mayor de clientes que han seguido vinculados a la entidad por el impedimento de la portabilidad numérica. Sutel estima que, el primer año, 130.000 personas cambiarían de operador. Los otros operadores también estarán más activos.

PUBLICIDAD

Estamos más conectados. El balance, en términos del usuario y del país, es muy positivo.

  • Comparta este artículo
Archivo

Impacto de la apertura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota