Archivo

Investigadores pretenden inventariar sitio megadiverso

INBio escudriña sitio donde abundan insectos en el Zurquí

Actualizado el 28 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Científicos planean identificar especies de mosquitos, moscas y zancudos

Información que se obtenga permitirá controlar plagas y enfermedades

Archivo

INBio escudriña sitio donde abundan insectos en el Zurquí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No hay que cruzar ríos, ni incursionar por horas en la montaña para llegar a este sitio donde abundan los insectos.

A 15 minutos de San José, en las faldas del cerro Zurquí en Moravia, yace un laboratorio al natural que concentra la atención de investigadores del Instituto Nacional de Biodiversidad ( INBio ), quienes con sus hallazgos apoyan el quehacer científico de 40 expertos alrededor del mundo.

El proyecto se conoce como Zurquí All Diptera Biodiversity Inventory (Zadbi) y es financiado por la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU. ( NSF, por sus siglas en inglés ) a lo largo de tres años. Su objetivo es conocer el número de dípteros –uno de los cuatro grupos de insectos con más número de especies– que incluye a las moscas, los mosquitos y los zancudos, entre otros.

Pregunta básica. El proyecto nace de una experiencia anterior donde 80 expertos colaboraron durante ocho años para publicar un manual técnico –en dos volúmenes– que permite la identificación de 106 familias y cientos de géneros presentes en América Central.

Gracias a este trabajo, los científicos ya habían identificado este sitio en Moravia como megadiverso. De hecho, ya se han descrito especies y publicado artículos científicos al respecto.

Sin embargo, aún se está lejos de conocer la gama de especies y la abundancia de este orden.

¿Por qué es importante saber cuán biodiverso es este grupo? “Aunque es tan diverso, aún no lo conocemos y mucho menos sabemos de él en el trópico. Vivimos en un país rico en biodiversidad, pero la conocemos muy poco”, respondió Manuel Zumbado, coordinador de Biociencias en el INBio.

Para Zumbado, el tener este sitio megadiverso es una oportunidad para acercarse un poco más a la respuesta de cuántas especies de dípteros existen en el territorio nacional. “Ahora que tenemos este bagaje científico y académico, no lo desaprovechemos e intentemos ir más allá. Por lo menos lo podemos hacer en un sitio, dado que es muy difícil hacerlo para todo el país por el alto costo económico”, dijo.

De saber el número de dípteros en estas tres hectáreas, se podría extrapolar cuál es la diversidad que hay en el resto del país.

PUBLICIDAD

Identificación. En el pasado, proyectos de este tipo han fracasado porque, aunque se recolectan especímenes, no se cuenta con el personal capacitado para preparar el material para su identificación.

“La mayoría de los recursos se han invertido en recolectar material, el cual se separa hasta cierto punto y se envía a los expertos en alcohol. Allí ha estado el problema: como experto de un grupo, le llega una ‘sopa de bichos’ y quizá no se tiene el personal adecuado para analizarla y describir las especies”, comentó Zumbado.

A raíz de esto, el INBio se comprometió a preparar el material para facilitar la labor de identificación de los 40 expertos foráneos.

Zumbado y su equipo no solo recolectan sino que preparan el insecto: lo etiquetan, lo ingresan a la base de datos con su respectivo código de barras, se le identifica la familia taxonómica y se le envía al experto. “Cuando ese material vuelve, ya viene con la especie identificada para integrarlo a la colección”, comentó.

Cuando salen a recolectar, los investigadores procuran también observar la historia natural que circunda a estas especies.

Aplicaciones. Aparte de conocer cuán biodiverso es el país y describir nuevas especies, se espera que el proyecto permita identificar insectos que son vectores de enfermedades y plagas de cultivos así como otros que podrían ser controladores biológicos y polinizadores.

“Lo que podrá ayudar en la toma de decisiones a sectores como salud y agricultura”, dijo Zumbado.

Asimismo, se podría ampliar el conocimiento en disciplinas como genética y entomología forense.

  • Comparta este artículo
Archivo

INBio escudriña sitio donde abundan insectos en el Zurquí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota