Higiene y tanques de almacenamiento de agua

En el X Censo Nacional de Población y VI de Vivienda 2011, gracias a la comunicación entre el Laboratorio Nacional de Aguas (LNA) y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), logramos incorporar en la “Boleta Censal”, en el Bloque II sobre “Características de la vivienda”, la pregunta: ¿Tienen en esta vivienda tanque de almacenamiento de agua? (TAIA), cuyo propósito indirecto era conocer si en la zona donde está ubicada la vivienda el abastecimiento de agua para consumo humano (ACH) es continuo o no, asumiendo que si en dichas viviendas utilizan TAIA se debe a que, fuera de algunas excepciones, se ubican en zonas con servicio discontinuo de ACH.

Además, conocer en forma directa cuántas viviendas emplean TAIA porque corren el riesgo de contaminar el agua por inadecuado manejo del preciado líquido así como falta de mantenimiento de estos tanques en los hogares.

Los resultados del Censo 2011 indican lo siguiente:

* De 1.211.964 viviendas censadas, 159.954 tenían TAIA (13,2%); este porcentaje corresponde a un 9,3% de las zonas urbanas y 3,9% de las rurales.

* Se censaron 866.627 viviendas ubicadas en zonas urbanas, de las que 112.471 (12,7%) tienen TAIA.

* De 325.337 hogares censados en las zonas rurales, 47.483 (14,6%) utilizaban TAIA.

Estos datos indican que al menos 559.839 personas tienen en sus viviendas TAIA, los que sin duda son un excelente instrumento para obtener, en forma continua, agua para su consumo, preparación de alimentos, higiene, aseo personal y otros menesteres domésticos; pero un mal mantenimiento del tanque podría poner en riesgo la calidad del agua y la salud de los usuarios, por lo que se recomienda:

1.Diseñar e implementar un “Plan de Seguridad del Agua en el Hogar”, donde se identifique el origen del agua de entrada en la vivienda, comercio o industria; el tipo de almacenamiento interno del agua; el tipo de servicios sanitarios, con el propósito de verificar que por “retrosifonaje” el agua no se devuelva a la cañería interna; determinar la concentración de cloro libre residual e informar a los usuarios que no deben utilizar accesorios domésticos en las llaves de chorro o grifos (medias, trapos, mangueras y otros).

2.Realizar mantenimiento preventivo de los TAIA, con una periodicidad al menos de cada 6 meses, siguiendo los lineamientos de la Organización Panamericana de La Salud (OPS) y de expertos en mantenimiento de este tipo de tanques.

Es importante anotar que un TAIA en malas condiciones sanitarias (sin tapa hermética, con rajaduras, sucio) podría constituir un medio transmisor de gérmenes y convertirse en un “hotel de 5 estrellas” para criaderos de zancudos que transmiten los virus del dengue. El usuario no debe olvidar que el manejo del agua en cada hogar es su responsabilidad y no de la empresa que suministra el ACH.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Higiene y tanques de almacenamiento de agua