Archivo

Hace 50 años, jueves 7 junio de 1962

Actualizado el 07 de junio de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Hace 50 años, jueves 7 junio de 1962

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se quedó con el anillo que serviría de modelo

Orlando Madrigal se ha dirigido al alcalde, licenciado Salas, para denunciarle una retención indebida cometida en su perjuicio por un joyero de apellido Garro. Hace aproximadamente un año le hizo entrega al artífice de la joya un anillo de oro de graduación, para que le tratara de hacer un presupuesto.

Dice el denunciante que cuando se dio cuenta fue que el joyero llegó con un anillo y una cuenta de 250 colones. Él le pidió su anillo, pero el otro le dijo que lo había fundido y que cobraba eso porque el oro del otro anillo no le había servido.

Cazadores y Ministro de Agricultura se reunirán

La Asociación Nacional de Cazadores envió telegrama al ingeniero Elías Soley, Ministro de Agricultura e Industrias, en el que se denuncia que en los últimos días ha sido pavorosa la destrucción de nuestra fauna silvestre, especialmente palomas, las que han sido cazadas por miles en las últimas semanas, irrespetándose la veda.

Por eso se convocará a una reunión para tratar con ellos el asunto de las vedas y disponer lo necesario para obligar por medio de la Fuerza Pública que se cumplan las disposiciones vigentes.

Planchazo de pintor contra cervecería

A un artesano en pintura le hicieron entrega de 26 planchas de cartón para que confeccionara un trabajo de pintura, y la suma de 850 colones en dinero contante y sonante. Tanta plata fue tentadora.

A partir del momento en que recibió las ocho tejas y media, le ocurrió lo que a Mandrake el Mago: se hizo invisible, al extremo de que lo han ido a buscar muchas veces a su casa y cero noticias de él.

El representante de la cervecería pidió que investigue los hechos. Y como el indicado se hace el invisible se le citará por edictos

Solo el Presidente podrá dar órdenes a la Policía

El martes pasado se hizo circular una orden general a todos los comandantes de la Fuerza Pública en la que se les ordena que acaten solamente las órdenes dadas por el señor Presidente de la República.

La orden general dice así: “Pongo en su conocimiento que a partir de esta hora las únicas órdenes militares que se deben acatar serán las dadas por el Comandante en Jefe, o en su defecto las dadas por éste a través de la Secretaría de la Comandancia en Jefe. Publíquese: Francisco J. Orlich, Presidente de la República”.

  • Comparta este artículo
Archivo

Hace 50 años, jueves 7 junio de 1962

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota