Archivo

Canciller se reserva contenido de documentos ya presentados

Gobierno alega confidencialidad sobre negociaciones con Iglesia

Actualizado el 25 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Santa Sede dio propuesta y país contestó, pero son inciertos los detalles

Ministro: único punto seguro es dejar educación religiosa a control del Gobierno

Archivo

Gobierno alega confidencialidad sobre negociaciones con Iglesia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los detalles de las negociaciones entre Costa Rica y el Vaticano para alcanzar un acuerdo entre ambos Estados están cubiertos por la confidencialidad de parte de las autoridades costarricenses.

El canciller costarricense, Enrique Castillo, argumentó ayer que son confidenciales los detalles de los documentos que se han intercambiado en los últimos dos meses recientes, “para evitar rumores que podrían generar presión sobre las negociaciones”.

“Prefiero que no se conozca porque sería alborotar una discusión sobre negociación que hasta cierto punto es confidencial. Todavía es muy incierto y no quiero alimentar polémicas sobre una cuestión tan incierta”, contestó ayer por la tarde Castillo, presidente de la comisión negociadora por Costa Rica.

El grupo costarricense lleva varios meses negociando con una contraparte representante de la Santa Sede. El objetivo es lograr un acuerdo internacional que fije la relación de Costa Rica con la Santa Sede y, por tanto, con los representantes de la Iglesia católica aquí.

En este momento las autoridades costarricenses esperan que los representantes de la Iglesia, presididos por el nuncio Pierre Nguyên van Tot, convoquen a una nueva cita para responder a la contestación que dio Costa Rica tras un primer texto de propuesta.

Incierto. Esto informó ayer Castillo, quien se negó a profundizar en el contenido de los textos, pues insistió en que todo puede cambiar en el proceso de aquí a diciembre, cuando prevé se logre un acuerdo.

“Será hasta ese momento cuando podamos dar a conocer los detalles”, dijo el canciller, quien descartó que en las conversaciones estén participando partidos políticos representados en el Congreso, a pesar de que después tendrían que ratificar el eventual convenio.

El ministro solo aceptó revelar algunos de los temas puestos sobre la mesa de negociaciones: tratamiento fiscal para bienes de la Iglesia, régimen laboral de los religiosos y estatus de organizaciones ligadas a la Iglesia.

Dijo que la contrapropuesta costarricense contiene aspectos en los que se están a favor y en contra, pero declinó precisar. Solo agregó que hay un tema en el que el país tiene una posición inamovible: el de las lecciones de religión en escuelas y colegios públicos en manos del Consejo Superior de Educación.

PUBLICIDAD

¿Estado laico? Castillo no mencionó la posibilidad de que Costa Rica deje de tener una religión oficial, como ocurre ahora por mandato constitucional, pese a un creciente movimiento ciudadano en favor de un Estado laico.

Consultado sobre este tema semanas atrás, el nuncio dijo que “ese es un tema que se necesita dialogar con el Gobierno. No se puede anticipar nada”.

“Todo es parte de la negociación. Por suerte tenemos una muy buena atmósfera para conversar”, agregó el representante de la Santa Sede en Costa Rica en una breve entrevista concedida hace dos meses.

Ayer se intentó localizar al obispo José Rafael Quirós, a quien la Conferencia Episcopal nombró como encargado del tema, pero se informó de que está en Roma.

En abril pasado, tanto Castillo como voceros de la Iglesia habían dicho que el eventual acuerdo bilateral obligaría a los sacerdotes a pagar impuestos sobre la renta y a regularizar su relación con la Caja Costarricense de Seguro Social.

  • Comparta este artículo
Archivo

Gobierno alega confidencialidad sobre negociaciones con Iglesia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota