Archivo

Gente común tras el crimen

Actualizado el 05 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Bio estrena este 10 de mayo una serie en la que destaca el testimonio de personas que resolvieron –sin más herramienta que el deseo de conocer la verdad–, macabros homicidios que la policía daba por archivados.

Archivo

Gente común tras el crimen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hay que ser honestos: muchos cuando niños (cuidado y si no también de adultos), jugamos a ser detectives.

La mujer que se cree engañada monta su “engranaje” para descubrir el affaire que sospecha tiene su marido y los ejemplos se multiplican por “n”.

Pues la nueva serie de Bio, Yo Resolví un asesinato, nos devuelve a esos tiempos y deseos, pero con casos concretos para demostrarnos, una vez más, que la realidad siempre supera a la ficción.

Esta serie de ocho capítulos relata cómo en muchas ocasiones un ciudadano común y corriente logra lo que ni un investigador con su bagaje en criminalística puede: resolver un asesinato.

Allí surge una persona promedio que, arriesgando su vida, enfrenta el peligro de “cazar” a un homicida que incluso por años se regocijaba en la impunidad.

A través de recreaciones y entrevistas con los involucrados en los casos, esta serie muestra las historias de estos héroes anónimos que carecen de experiencia, capacitación o respaldo, solo tienen el deseo de descubrir la verdad.

El primer capítulo está dedicado a la investigación que hizo el jugador futbol profesional Adam Bruckner.

“Cuando el cuerpo desmembrado y en descomposición de una mujer es encontrado por la policía, en un río, sospechan que ella era indigente y por ende el caso quedaría sin resolver. Sin embargo, cuando se entera Adam Bruckner, quien dedica tiempo para ayuda social a indigentes, él se obsesiona con la idea de encontrar el asesino y así resolver el caso”, adelanta el canal en su sitio oficial.

El segundo caso resulta mucho más cautivante. Relata la historia de Sheila Waysocki, mejor amiga de la universitaria Angie. Esta joven fue brutalmente violada y asesinada en su casa y el primer sospechoso para las autoridades es su prometido.

Pero tras las primeras pesquisas la investigación se encamina hacia un hombre a quien conoció poco antes ser ultimada. Es ahí cuando la policía acude a Sheila para que les ayude, pero el caso queda impune.

No obstante, la historia da un giro inesperado cuando “20 años más tarde, Sheila renueva su promesa de encontrar al asesino”, según reseña el sitio web de Biography.

PUBLICIDAD

Yo descubrí un asesinato se transmite todos los viernes por Bio a las 9 p. m.

  • Comparta este artículo
Archivo

Gente común tras el crimen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota