Archivo

Mercado de 350 estaciones en el territorio nacional

Gasolineras locales apuran planes de mejoras y expansión

Actualizado el 15 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Un total de 150 locales deberán invertir $30 millones antes del 2015

Las foráneas Delta y UNO dicen tener algunas trabas para crecer en el país

Archivo

Gasolineras locales apuran planes de mejoras y expansión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A dos años de la compra de las estaciones Shell y Texaco por parte de las centroamericanas Delta y Grupo Terra, respectivamente, las empresas nacionales han acelerado sus planes de inversión en mejoras de la infraestructura y capacitaciones a su personal.

José Miguel Masís, director ejecutivo de la Cámara de Empresarios de Combustible –que agrupa a 234 locales en el país–, aseguró que solo en los próximos cuatro años 150 bombas invertirán, en conjunto, alrededor de $30 millones en la sustitución de los tanques de almacenamiento y las tuberías de abastecimiento.

Esto en cumplimiento con la legislación nacional que establece que, antes del 2015, las bombas deberán tener dichos sistemas renovados, en procura de evitar problemas ambientales y por seguridad.

Recursos. Masís detalló que cada una de las estaciones deberá destinar un promedio de $200.000 por dichos trabajos, los cuales se pueden extender durante dos o tres meses.

Una de las estaciones que recién mejoró su sistema de almacenamiento es Cristo Rey, en Alajuela.

Su propietario, Antonio Galva, dijo que invirtió $250.000 en esos trabajos, los cuales no solo apuntan al apego a la normativa del país, sino a garantizar un mejor servicio.

Galva reconoció que la competencia entre los empresarios nacionales y los foráneos obliga a los actores a fortalecer la calidad.

Fernando Montes, secretario de la cadena de estaciones Enersol, agregó que las nuevas estrategias de negocios cuentan a la hora de mantener vigencia entre los consumidores.

Este conglomerado de 150 bombas (todas afiliadas a la Cámara) desarrolla programas ambientales entre las estaciones y se alió a una firma transnacional para distribuir productos automotrices.

Al otro lado. Pedro Valdés, representante de Delta en el país, coincide con la importancia de generar valor agregado en la operación de cada estación. Esta cadena de origen panameño tiene 30 puntos en el territorio nacional.

Reconoció que el hecho de que los precios de los combustibles estén regulados, hace que las empresas concentren sus esfuerzos en ofrecer servicios complementarios como, por ejemplo, las tiendas de conveniencia. También resaltó el valor que, dijo, los costarricenses le dan a la atención de los pisteros.

Valdés, empero, reconoció que la tarea de su representada aquí ha encontrado algunos atrasos con permisos, los cuales han demorado la reapertura de algunas gasolineras que estuvieron cerradas por casi un año.

PUBLICIDAD

Se trata de las estaciones de La Uruca (rotonda Juan Pablo II) y diagonal a la BMW. La primera volvió a atender clientes en julio y la segunda hace una semana.

Y Valdés confía en que el local de avenida 10 esté listo en aproximadamente dos semanas. Quedaría pendiente la del Pirro, en Heredia.

Freddy Nasser, vicepresidente de UNO (de factura hondureña), dijo que su empresa ha encontrado trabas para crecer en Costa Rica como, por ejemplo, la tramitología.

Aún así, el ejecutivo se mostró confiado en que la compañía fortalecerá su operación.

  • Comparta este artículo
Archivo

Gasolineras locales apuran planes de mejoras y expansión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota