Archivo

Francia vota mañana en la primera vuelta de la elección presidencial

Actualizado el 21 de abril de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Francia vota mañana en la primera vuelta de la elección presidencial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París (AFP). Cerca de 45 millones de franceses están convocados a las urnas mañana en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, a las que concurren diez candidatos, entre ellos, el actual presidente Nicolas Sarkozy, y el favorito de los sondeos, François Hollande.

Los dos candidatos más votados se enfrentarán en la segunda vuelta el 6 de mayo próximo.

Con un día de adelanto con respecto a sus compatriotas del Viejo Continente, los franceses del continente americano y de la Polinesia francesa, votan este sábado.

Se trata de los franceses residentes en países de América, que votan en las embajadas y consulados, y de los electores de los territorios franceses de Guadelupe, Martinica, Guayanae, San Martín, San Bartolomé, San Pedro y Miquelón y de la Polinesia francesa.

Esa medida está dirigida a evitar que, a raíz de los husos horarios, dichos electores voten cuando ya son conocidos los resultados de la elección.

Los franceses que residen en Brasil serán los primeros en votar el sábado.

Las encuestas auguran un duelo final entre el candidato socialista François Hollande y el presidente Nicolas Sarkozy, candidato de la derecha, con una clara ventaja para el primero. Les seguirían la candidata de la extrema derecha Marine Le Pen, el de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon y el centrista François Bayrou.

La abstención, por la que estarían tentados un cuarto de los electores, es el gran interrogante de estos comicios, al cabo de una campaña marcada por la crisis económica, un desempleo récord y las dudas y debates sobre el futuro de la Eurozona.

El caldo de cultivo de la abstención "es la desconfianza generalizada" por la "incapacidad de los gobiernos de solucionar el problema del desempleo", lo que es percibido como un "signo de la impotencia de los políticos", estima el politólogo Brice Teinturier, del instituto TNS Sofres.

Para los electores "la credibilidad es un elemento absolutamente esencial", agrega Teinturier.

La campaña marcó también la frontera entre "los que han interiorizado las imposiciones de la mundialización y los que quieren volcar la mesa", en un sistema económico percibido como agotado, agrega el experto, quien considera que esto explica los altos porcentajes en las intenciones de voto de los candidatos de la extrema derecha y de la izquierda radical.

PUBLICIDAD

En paralelo a los asuntos políticos, la polémica sobre la difusión de los resultados de las elecciones acaparó los debates en la recta final de la campaña, que terminó el viernes.

En Francia, está prohibido publicar los resultados de las elecciones antes del cierre de todas las mesas electorales.

La democratización de internet y las redes sociales permiten a todo el mundo entrar en las páginas de medios extranjeros, que publicarán resultados antes de que se termine de votar.

Las autoridades francesas advirtieron que supervisarán internet y que habrá procedimientos judiciales contra quienes difundan resultados antes de lo que estipula la ley.

En la prensa, sólo el diario Libération indicó que "se reserva el derecho" de publicar en su sitio internet las estimaciones a las 18H30 "si la distancia es clara y las fuentes fiables".

En cambio, los principales canales de televisión, radios y periódicos afirmaron que respetarán la regla.

Entre tanto, los internautas estudian la manera de evitar la ley eligiendo "códigos" para designar a los candidatos: "Países Bajos" para François Hollande, "Hungría" para Nicolas Sarkozy, cuyo padre nació en ese país, o "el tomate maduro" para el candidato de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon.

  • Comparta este artículo
Archivo

Francia vota mañana en la primera vuelta de la elección presidencial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota