Archivo

Fondos planificados contra el cáncer nunca son ociosos

Actualizado el 25 de abril de 2012 a las 12:00 am

La atención del cáncer es un reto nacional y la información debe ser equilibrada

Archivo

Fondos planificados contra el cáncer nunca son ociosos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al leer el titular de La Nación del domingo 22 de abril del 2012, me viene a la memoria la reunión con el periodista Luis Eduardo Díaz en la que, por cerca de una hora, le expliqué pormenores de la atención del cáncer y detalles del uso de los fondos trasladados a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), provenientes del cierre del Instituto Costarricense contra el Cáncer (ICCC).

Por un momento, imaginé un titular más apegado a la realidad, digamos: “CCSS invierte por año más de ¢63.000 millones en la atención del cáncer, tendencia que ha venido creciendo 9% anual desde hace 7 años”. O, por ejemplo: “CCSS tiene ya planificado en qué invertirá los ¢33.000 millones que le fueran trasladados del ICCC”. Pero no. Se prefirió una connotación negativa y tendenciosa.

Los hechos reales. Los fondos han sido planificados para ejecutarse en un período de 7 años. A la fecha, se tienen comprometidos un 39%: es decir, en un plazo de 30 meses, ya se han ejecutado un conjunto de proyectos para fortalecer las acciones en la atención de este padecimiento en todo el país. Comprometidos significa que los proyectos están licitados, adjudicados y se hallan en proceso de implementación.

Todas las inversiones de esos fondos, se han realizado de manera proyectada para alcanzar un elevado impacto. Entre las acciones ejecutadas destacan la compra de equipos para atender los tipos de cáncer más frecuentes y sobre los que se pueden realizar acciones de detección temprana y prevención, a saber: 25 endoscopios para realizar estudios de estómago y colon, 8 equipos para realizar mamografías, 31 equipos para estudio y tratamiento de lesiones premalignas y malignas del cuello del útero.

Además, se han formado y capacitado 189 profesionales y técnicos en diversas áreas del conocimiento para poner a disposición de la población costarricense especialistas con los conocimientos más recientes en esta materia.

A pesar de que el periodista conoce el proyecto que se lleva a cabo en el hospital México para duplicar la capacidad de tratamiento de radioterapia al adquirir dos aceleradores lineales y su respectiva infraestructura, insiste en hablar de deterioro de la atención. Me pregunto: ¿qué intereses se empeñan en que la CCSS no mejore la atención del cáncer o en negar sus avances?

PUBLICIDAD

Importantes proyectos. Para anotar dos ejemplos más. En los próximos dos años se iniciarán otros dos importantes proyectos, actualmente en diseño y programación: un centro de radioterapia para atender la población adscrita a los hospitales San Juan de Dios, Nacional de Niños y Blanco Cervantes, que tendrá un costo que ronda los $11 millones; así como un edificio de 4.875 metros cuadrados en un terreno perteneciente al hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, para la atención de pacientes con cáncer, por un monto de $14 millones. Solo con estos dos proyectos se habrá ejecutado el 70% de los recursos trasladados de lo que fue el ICCC. Ambos son producto de la debida planificación en instalaciones físicas y visión clínica.

Debe quedar claro que unos fondos son los recursos que la CCSS invierte anualmente en la atención del cáncer, y que en colones corrientes rondan los ¢68.000 millones, y otros son los recursos de la Junta de Protección Social trasladados del ICCC a la CCSS para invertir en cuatro grandes áreas: infraestructura y equipamiento, formación y capacitación, información e investigación y el mejoramiento del proceso de la atención, para fortalecer la red por medio de guías clínicas y estrategias generales para su abordaje integral.

Costa Rica tiene, a pesar de las críticas y las muchas áreas en que debe mejorar, un gran sistema de seguridad social que ofrece posibilidad de atención a pacientes con enfermedades crónicas, entre ellas el cáncer.

Es un sistema que debemos cuidar, tanto desde lo interno de la CCSS, como por la población.

Los profesionales de la salud y especialmente los médicos deben, por su parte, procurar la búsqueda de la excelencia que llevará consigo una mejor utilización de los recursos y muy probablemente, una disminución en los tiempos de espera que debe tomar conciencia de la importancia de asumir hábitos de vida saludable.

La atención del cáncer representa un reto nacional y la información ofrecida en los medios de comunicación debe ser equilibrada y no basada en juicios de valor ni ideas preconcebidas que no se sustentan en los hechos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Fondos planificados contra el cáncer nunca son ociosos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota