Archivo

Clave Fiscal

La Fiscalización

Actualizado el 19 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Archivo

La Fiscalización

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

 Hacienda tiene más formas de fiscalizar  contribuyentes.   | ARCHIVO
ampliar
Hacienda tiene más formas de fiscalizar contribuyentes. | ARCHIVO

Ante una creciente presión de déficit fiscal, envuelto en un entorno de nuevos aspectos que regulan las obligaciones de cara a la Administración Tributaria, los contribuyentes deben tener cautela a la hora de interactuar con las autoridades fiscales. Cuando la fiscalización se torna en el arma fundamental para aumentar el recaudo, tenemos que evitar que cualquier incumplimiento ponga en situación vulnerable a los contribuyentes, ya sea en la fase de comprobaciones previas o abreviadas –muchas de las cuales se encuentran en curso en esta época– como las fiscalizaciones de carácter integral, siendo estas objeto de la aplicación de los criterios objetivos de selección de contribuyentes que anualmente se publica.

Es importante tomar en cuenta que todo el Título tercero reformado hace menos de un año como consecuencia de la Ley de Fortalecimiento de la Gestión Tributaria, en materia de sanciones, está siendo aplicado y es aplicable a todos los actos que vienen como parte consecuente de cualquier contacto tanto abreviado como integral de la Administración Tributaria.

No puede el contribuyente ignorar, por ejemplo, que tanto las comprobaciones propias como las ajenas, tienen igual consecuencia de multa ante las posibles condiciones de incumplimiento en los términos y plazos que indique la Administración en sus requerimientos. Quiere decir esto que, tanta prioridad tendrán las comprobaciones de la condición propia del contribuyente como aquellas que la Tributación esté llevando a cabo como consecuencia de la posible condición de previsiblemente relevante a los efectos fiscales, aspecto que genera, necesariamente, la obligación de dotar de recursos a la empresa para lograr estas obligaciones. Hay obligación legal de comprobar de manera idónea la calidad de la información que haya que compartir con Tributación ante la comprobación que se alude.

Hoy no es aconsejable que, por insignificante que parezca el requerimiento de Tributación, se efectúe sin el concurso de una asesoría competente en materia tributaria, pues algunas interacciones que pueden parecer simples o hasta insignificantes pueden devenir en multas por incumplimiento en el fondo. Busque a sus asesores fiscales no para contarles lo que ya hizo, puede ser muy tarde, llámelos apenas tenga una notificación de Tributación; la era de “jugársela” ha pasado a la historia y el tratar de ahorrar en honorarios de profesionales competentes puede resultar en multas onerosas, aparte de que se pueden comprometer otros extremos legales de la relación con Tributación.

  • Comparta este artículo
Archivo

La Fiscalización

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota