Archivo

Firma digital define nuevos y mejores usos gracias a decretos recién emitidos

Actualizado el 28 de mayo de 2013 a las 12:00 am

En adelante, entidad pública o empresa privada podrá firmar digitalmente todo tipo de certificaciones, facturas electrónicas y comprobantes

Archivo

Firma digital define nuevos y mejores usos gracias a decretos recién emitidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Así luce una tarjeta de firma digital. | ARCHIVO.
ampliar
Así luce una tarjeta de firma digital. | ARCHIVO.

San José. Los costarricenses podrían tener acceso a firma digital en varios dispositivos móviles y evitar el exceso de trámites en instituciones, gracias a la entrada en vigencia de dos políticas públicas que detallan una serie de reglas y oportunidades que impulsan el uso de este instrumento.

La firma digital es un esquema matemático que sirve para demostrar la autenticidad de un mensaje digital o de un documento electrónico. Así, una firma digital da al destinatario seguridad en que el mensaje fue creado por el remitente, y que no fue alterado durante la transmisión.

Apoyándose en un método criptográfico, la firma digital asocia la identidad de una persona o de un equipo informático al mensaje o documento. En función del tipo de firma, puede, además, asegurar la integridad del documento o mensaje.

El uso del instrumento sirve para agilizar trámites varios y, con la nuevas políticas, se amplía su uso y posibilidades en Costa Rica.

Las dos políticas públicas en cuestión son la “Política de Certificados para la Jerarquía Nacional de Certificadores Registrados”, y la “Política de Formatos Oficiales de los Documentos Electrónicos Firmados Digitalmente”, emitidas por la Dirección de Certificadores de Firma Digital del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT). Ambas se divulgaron la semana pasada en el Alcance Digital N° 92 de la edición N° 95 del Diario Oficial La Gaceta .

Estas políticas son “sumamente importantes” para el desarrollo de la modernización electrónica y el gobierno digital en Costa Rica. Los cambios introducidos por ellas tienen implicaciones para todos los ciudadanos e instituciones costarricenses que tienen o adoptan el mecanismo de firma digital, afirma Alexander Barquero, Director de Certificadores de Firma Digital del MICITT en un comunicado emitido por esa entidad.

La firma digital es una solución tecnológica que imprime valor legal a documentos y transacciones electrónicas en la cual se protege la integridad del documento electrónico que es autenticando a los firmantes. El acto formal correspondiente a la firma digital se concreta mediante el uso de un certificado digital.

Cambios en certificados digitales. Con la nueva versión de la Política de Certificados, en adelante cualquier entidad pública o empresa privada tendrá la posibilidad de firmar digitalmente todo tipo de certificaciones, facturas electrónicas, comprobantes y otros.

PUBLICIDAD

Esto se logrará mediante los certificados de Sello Electrónico y Agente Electrónico de Personas Jurídicas, instrumentos que darán validez jurídica a la automatización de los procesos de emisión de documentos y transacciones electrónicas.

Adicionalmente, con esta política un ciudadano podría tener más de un certificado digital (es decir, la capacidad de firmar digitalmente) en diferentes dispositivos electrónicos; por ejemplo, tarjetas de firma digital, tarjetas de crédito y débito con un chip que soporte firma digital, o inclusive teléfonos móviles que permitan firmar digitalmente sin necesidad de una tarjeta externa.

Esta norma, además, permitiría aumentar la vigencia de los nuevos certificados digitales, pasando de dos años a cuatro años.

Mejoran formatos oficiales. En el caso de la Política de Formatos Oficiales se definen para Costa Rica los estándares oficiales de documentos y transacciones electrónicas firmadas digitalmente, lo cual potenciará su validez a largo plazo y su interoperabilidad entre instituciones.

Según Barquero, con esta política se sientan las bases para que el país tenga una forma estandarizada y segura de firmar digitalmente los documentos electrónicos, garantizando que la validez de esas firmas digitales se pueda comprobar a futuro.

Además, al definir un estándar, se crea un “ecosistema” en el cual las distintas instituciones pueden hablar en el mismo idioma e intercambiar sus documentos y transacciones electrónicas, ayudando a que el usuario no deba sufrir un exceso de trámites administrativos.

Las instituciones públicas, empresas privadas y particulares que actualmente utilizan documentos electrónicos firmados digitalmente tendrán un periodo de 24 meses para adoptar los formatos oficiales que la política establece.

La Dirección de Certificadores de Firma Digital del MICITT es el órgano administrador, supervisor y certificador raíz del Sistema Nacional de Certificación Digital, el cual entrega la capacidad de firma digital a cualquier ciudadano de nuestro país. Entre sus funciones, esta Dirección tiene la potestad y la obligación de emitir políticas y directrices que permitan proteger los derechos, intereses y confidencialidad de los usuarios, así como la continuidad y eficiencia del servicio, y velar por el cumplimiento de tales disposiciones.

Puede encontrar las políticas en www.micit.go.cr . Para más información sobre estas y la transición hacia los formatos oficiales puede comunicarse con la Dirección de Certificadores de Firma Digital del MICITT a los correos firmadigital@micit.go.cr y a informacion@firmadigital.go.cr, o al teléfono 2248-1515 ext. 232.

  • Comparta este artículo
Archivo

Firma digital define nuevos y mejores usos gracias a decretos recién emitidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota