Archivo

Familiares aseguran que sufrió crisis nerviosa por terremoto

Filadelfia despide a mujer que murió por un infarto

Actualizado el 07 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Parientes, vecinos y amigos dieron último adiós en ceremonia ayer en la mañana

Conocidos la recuerdan como entregada, servicial y muy nerviosa

Archivo

Filadelfia despide a mujer que murió por un infarto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carrillo, Guanacaste. El pueblo de Filadelfia despidió ayer en la mañana a Isabel Rodríguez Machado, de 51 años de edad, quien murió a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, luego del terremoto de 7,6 grados del miércoles.

Según sus familiares, el fallecimiento fue motivado por una crisis de nervios que la mujer vivió durante el sismo. Ella se encontraba sola en su casa a las 8:42 a. m. y, minutos después, su hija fue quien la halló sin vida.

Las maniobras de resucitación hechas por los socorristas de la Cruz Roja no tuvieron resultados y fue declarada como fallecida en la Clínica de Filadelfia.

La presidenta Laura Chinchilla señaló el miércoles, en una rueda de prensa, que no hubo víctimas mortales atribuibles al sismo. Por su parte, la Cruz Roja había comunicado que la muerte de Rodríguez fue indirecta por el temblor.

La iglesia de Filadelfia no pudo albergar a todos los familiares, vecinos y conocidos de Isabel, quienes asistieron para darle el último adiós.

En el pueblo de Filadelfia a doña Isabel la conocían como la Negra. Uno de sus nietos, Fabián, tocó el instrumento musical conocido como “parrandera”, durante la despedida.

Tras salir de la iglesia y camino al cementerio, la cimarrona La Filadelfina interpretó canciones tristes, pero también levantó el ánimo con otras piezas musicales.

Solidaria. Los familiares de doña Isabel la recordaron como una mujer que se entregaba a su familia, como muy abnegada en el hogar y con un alto espíritu de servicio.

Demetrio Honorio Novoa, su esposo, manifestó: “Ella fue alguien muy especial, me queda un gran recuerdo. Yo tuve un problema de un derrame y ella siempre me apoyó y estuvo conmigo cuando yo estuve enfermo. Esto me toma con mucha sorpresa, aunque yo sabía que ella era muy nerviosa en estos casos”.

El viudo estuvo rodeado por filadelfinos que le llegaban a dar abrazos durante la misa.

El hermano de la mujer, Rafael Rodríguez, muy conmovido, dijo que el pueblo de Filadelfia se portó muy solidario con la familia, y que agradecía profundamente que estuvieran con ellos en ese momento tan difícil, al tiempo que resaltó en su hermana lo servicial que era.

  • Comparta este artículo
Archivo

Filadelfia despide a mujer que murió por un infarto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota