Archivo

Maratón congregó a 4.200 atletas

Fidaku Lamma fue amo solitario de Tamarindo

Actualizado el 22 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Como se esperaba, el etíope ganó sin contratiempos la prueba de los 42 kilómetros, aunque no mejoró su tiempo

El cubano Norberh Gutiérrez aprovechó el caluroso clima guanacasteco para vencer en la media maratón

Archivo

Fidaku Lamma fue amo solitario de Tamarindo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tamarindo, Santa Cruz. Solo un hombre pudo ayer seguirle el paso al etíope Fidaku Lamma, durante los 42 kilómetros de la maratón Tamarindo Beach.

Hernán Nacho Vargas, un colombiano radicado en este pueblo guanacasteco, lo acompañó de principio a fin de la carrera... montado en su vieja bicicleta.

Era la única forma de llevarle la huella al corredor africano, que ayer cumplió los pronósticos y se adjudicó una de las principales competencias atléticas del país.

Con un tiempo de 2:33:31, Lamma fue amo y señor de una carrera que vivió prácticamente en solo.

Mas de 2.800 atletas tomaron la partida a las 5 a.m., frente al hotel Tamarindo Diriá, para competir en los 21 y 42 kilómetros.

Lamma, el estadounidense Juan Carlos Trujillo y el cubano Norberth Gutiérrez, marcaron el ritmo desde el kilómetro uno.

Muy cerca de ellos, casi pisándoles los tenis, venían otros cuatro corredores, incluido Javier Fernández, la principal carta costarricense en la media maratón.

Sin embargo, a la altura del kilómetro 5, en Villarreal de Santa Cruz, ya los tres líderes habían sacado una ventaja abismal a sus más inmediatos seguidores.

La carrera se resumió entonces en el duelo Gutiérrez-Trujillo por la punta de los 21 kilómetros, mientras Lamma aprovechaba el envión inicial para establecer el paso que más le convenía.

Poco antes de llegar al punto de retorno de la media maratón (10,5 kms), el espigado cubano se desprendió de una vez por todas.

Trujillo intentó seguirle el paso, pero la humedad del clima costero mermó sus fuerzas para responder como esperaba. Poco a poco, Gutiérrez se volvió inalcanzable para el norteamericano y emprendió el regreso casi tan solo como el etíope camino a su punto de retorno.

El amanecer sorprendió a ambos como líderes indiscutibles de sus categorías, era solo cuestión de tiempo para verlos alzando los brazos en la meta.

Y no hubo sorpresas. Gutiérrez cruzó primero con un crono de 1:07:52, más de tres minutos por encima del estadounidense y cinco del tico Fernández.

Lemma, por su parte, no tuvo más obstáculo que el clima para cumplir los pronósticos y llevarse la maratón con un crono de 2:33:31, y así de paso sacarle casi 15 minutos de ventaja a su rival más cercano, el esforzado atleta costarricense Javier Montero.

  • Comparta este artículo
Archivo

Fidaku Lamma fue amo solitario de Tamarindo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota