Archivo

entre líneas

Factor térmico

Actualizado el 27 de enero de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Factor térmico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La comisión legislativa encargada de estudiar la posibilidad de explotar la geotermia en los parques nacionales rindió un dictamen favorable con la anuencia de todas las fuerzas políticas representadas en ella. Es una buena noticia para el consumidor, la economía del país y la preservación del ambiente.

El consumidor se verá castigado, en los próximos meses, por la intensificación del uso de la generación térmica. El ritmo de la quema de hidrocarburos se incrementó dramáticamente este mes como consecuencia de la estación seca. Hasta el lunes 7 de enero, la generación con hidrocarburos representaba el 12% del total. Una semana después, la participación del petróleo había subido a 21%. En los últimos años, el promedio ronda el 9% y ya eso es suficiente para familiarizar al usuario con el concepto de factor térmico y su impacto sobre los recibos.

La economía nacional también sufre el aumento de precios, pero la industria teme, igualmente, cualquier afectación de la calidad del suministro. Las pérdidas provocadas por un apagón suelen ser cuantiosas, porque interrumpen los procesos y obligan a reiniciar costosos equipos.

El ambiente sufre la emisión de miles de toneladas de gases de efecto invernadero como consecuencia de la generación térmica. Solo la planta de Garabito, en Puntarenas, quema 122 millones de litros de combustible fósil al año para producir 200 megavatios, mientras el ICE calcula un potencial de 1.000 megavatios explotables a corto plazo si se le concede la posibilidad de incursionar en la geotermia.

En suma, el país paga precios mayores para consumir energía importada cuando podría explotar la propia a menor precio y con menos daño al ambiente. Esa práctica no tiene sentido y se alimenta, exclusivamente, de los prejuicios de algunos actores políticos, renuentes a sopesar con seriedad los efectos nocivos de mantener el statu quo. Por eso el dictamen de la comisión legislativa es importante.

El país no puede darse el lujo de perder mucho tiempo más, y el plenario legislativo debe actuar sobre el asunto con la mayor celeridad. Habrá en las diversas fracciones disconformidad con algunos aspectos de la iniciativa. Los ecologistas más radicales y menos informados esgrimirán las objeciones de siempre y otros, empeñados en ampliar la participación privada en la generación eléctrica, calificarán el proyecto de insuficiente.

PUBLICIDAD

Estos últimos llevan razón, pero a menudo lo perfecto es enemigo de lo bueno, como solía decir don Pepe Figueres. Consolidar el avance obtenido, sin abandonar el propósito de incrementar la inversión del sector privado es, por lo pronto, el camino más sensato y transitable.

  • Comparta este artículo
Archivo

Factor térmico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Armando González R.

agonzalez@nacion.com

Editor General Grupo Nación

Laboró en la revista Rumbo, La Nación y Al Día, del cual fue director cinco años. Regresó a La Nación en el 2002 para ocupar la jefatura de redacción. En el 2014 asumió la Edición General de GN Medios y la Dirección de La Nación. Abogado de la Universidad ...

Ver comentarios
Regresar a la nota