Archivo

FIV: un gran regalo de Navidad

Actualizado el 28 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Se hizo justicia, y la inequidad en el acceso a la FIV desaparecerá

Archivo

FIV: un gran regalo de Navidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre la fertilización in vitro (FIV) donde se indica que ya se debe realizar en Costa Rica, que ya no está prohibida, que la debe realizar también la Caja Costarricense de Seguro Social y que debe ser regulada, ha sido el mejor regalo de Navidad para muchas personas como nosotras que, por padecer infertilidad, no podíamos quedar embarazadas.

Personas como nosotras que iniciaron su largo recorrido por la infertilidad en este país, que día a día nos deprimíamos por pruebas de embarazo negativas, por tener que hacer naprotecnología con la fe y esperanza de quedad embarazadas y no logarlo por ese método. Personas como nosotras que nos sometimos a diferentes métodos médicos para lograr nuestro sueño anhelado de formar una familia. Personas como nosotras a las que les dijeron que la inseminación artificial no es una opción pues tenían una probabilidad del cero por ciento y que el único y ultimo método era la fertilización in vitro.

Personas como nosotras, que sintieron cómo su mundo se caía a pedazos al saber que esta técnica había sido prohibida en el país y que se debía viajar a otro país para poder lograr realizarse la FIV y tener la oportunidad de quedar embarazadas.

Personas como nosotras, que con el apoyo de su familia cercana comenzaron a ahorrar y a pedir préstamos para poder viajar a otro país para poder hacer la FIV. Sufrimos y no entendíamos cómo nuestro país nos obligaban a viajar a otro lugar, siendo la FIV un procedimiento médico seguro y utilizado como tratamiento de la infertilidad.

El día en que se dio a conocer el fallo de la Corte IDH, fue un día de alegría, regocijo y fiesta tanto para todos los que hemos pasado por esta enfermedad y este procedimiento, como para los que en el futuro tendrán que realizársela, con la gran diferencia de que ahora podrán hacerla aquí en Costa Rica, cerca de su familia y de su apoyo.

Cuando supimos de la resolución, todos volcamos nuestro corazón y alma hacia nuestras familias y nuestros hijos tan amados, tan deseados y milagrosos.

PUBLICIDAD

Todos lloramos lágrimas de alegría y satisfacción, porque la lucha fue muy dura y a veces muy inequitativa, ya que teníamos en contra a las iglesias, a algunos políticos, y a la misma presidenta de la República. Hasta que nos oyeron la Defensoría de los Habitantes, los colectivos para el derecho a decidir, empezamos a sentirnos menos solos.

En esta lucha, el gran padre de este proceso fue el Lic. Gerardo Trejos que creyó que existía una injusticia y luchó estos 11 años para hacer que este caso llegara ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y luego a la Corte IDH.

Nosotros, como grupo de personas a favor del In Vitro, estaremos atentos a que se empiece a hacer la FIV en Costa Rica ya, a la brevedad posible; también queremos que sea normada, como cualquier otra técnica medica, por el Ministerio de Salud y el Colegio de Médicos, para proteger a todas las mujeres, hombres y futuros bebés nacidos gracias a esta técnica.

Esta lucha no ha terminado ya que siguen iglesias y religiones creando discriminación hacia las personas que hacen FIV y hacia los niños que nacieron gracias a esta técnica.

No permitiremos cruzadas religiosas en contra de estas personas o niños.

Después de todo lo que hemos pasado, es inaceptable escuchar por parte de ciertas iglesias que somos “asesinos”, que nuestros hijos son “asesinos de hermanitos” y que son “engendros del demonio”. Hoy estamos muy felices porque se hizo justicia, y la inequidad de salud desaparecerá. Ahora las parejas y personas que necesiten este procedimiento lo podrán realizar aquí en Costa Rica junto con sus seres queridos.

Gracias a Dios por este hermoso regalo para nosotros y muchas gracias al Lic. Trejos por su valor, al Lic. Huberth May, por continuar con la causa, a la Defensora de los Habitantes y de las Mujeres, por creer en nosotros, y a las parejas que lucharon por tantos años.

  • Comparta este artículo
Archivo

FIV: un gran regalo de Navidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota