Archivo

EDITORIAL

Exitosa atracción de inversiones

Actualizado el 28 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Costa Rica logró atraer $574,5 millones de inversión en proyectos de alta tecnología, un 22% más que el año pasado

La captación de inversiones ocurre en condiciones de intensa competencia mundial por recursos menos abundantes

Archivo

Exitosa atracción de inversiones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El país rompió, una vez más, las marcas preestablecidas de atracción de inversiones en actividades de alta tecnología. Sobrepasó el monto del año pasado por $104,3 millones, un impresionante 22% adicional. Hay muchos motivos para celebrar el logro y felicitar a sus artífices, pero quizá el principal consista en la demostrada capacidad para vencer las dificultades del entorno.

La exitosa captación de inversiones ocurre en condiciones de intensa competencia mundial por recursos menos abundantes que en el pasado. La crisis económica mundial frena los ímpetus de expansión empresarial y reduce el capital disponible en el ámbito internacional. Sin embargo, Costa Rica logró atraer $574,5 millones cuya inversión en 40 proyectos abrió 8.236 puestos de trabajo.

Buena parte del logro se debe al dinamismo del Ministerio de Comercio Exterior, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo y la Promotora de Comercio Exterior, unidos por un convenio suscrito hace dos años para coordinar esfuerzos y aprovechar mejor los recursos dedicados a la materia. Los resultados justifican el modelo y confirman el acierto de continuar por la senda de la apertura y el estímulo a la competitividad.

No todos los proyectos son completamente nuevos. Buena parte de ellos consisten en la reinversión de capitales en empresas ya existentes. Son una muestra de confianza de quienes ya probaron las posibilidades del país y están satisfechos al punto de renovar y ampliar sus operaciones.

Diecinueve proyectos, casi la mitad, pertenecen al sector de servicios, donde generan 5.099 empleos. Otros tres, en el área de manufactura avanzada, crearon 951 puestos de trabajo.

Un centenar de empleos surgió de cuatro inversiones en áreas cuya clasificación escapa de las categorías establecidas por las entidades promotoras, y el sector de ciencias de la vida generó 2.072 puestos de trabajo mediante 13 iniciativas empresariales.

El país pudo crecer más en esa área, pero la prolongadísima tramitación legislativa de la ley para regular las investigaciones clínicas frena el avance. La ministra de Comercio Exterior, Anabelle González, insiste en las oportunidades perdidas por esta causa, pero, hasta ahora, sus excitativas no producen resultado.

El logro no marca el fin del esfuerzo ni garantiza el futuro. La competencia aumenta y el país debe prepararse para aprovechar oportunidades mediante los ajustes necesarios en la legislación y en otros ámbitos, además de profundizar las políticas que le otorgan ventajas competitivas.

PUBLICIDAD

Costa Rica ofrece estabilidad política, cuyo principal componente es la paz social. El desarrollo creado mediante la atracción de inversiones, el desenvolvimiento del mercado interno y el aumento de las exportaciones debe servir para mejorar las políticas sociales y la participación de las capas menos favorecidas de la población en el aprovechamiento de la riqueza generada.

El país ofrece, también, una mano de obra mejor calificada que la mayor parte de sus competidores, pero bien conoce las deficiencias de su sistema educativo y la necesidad de poner empeño en el mejoramiento continuo, especialmente en la enseñanza de idiomas, matemática y ciencias.

El ambiente de negocios no impidió atraer las inversiones de este año, pero dista de estar entre los mejores. Las doce posiciones avanzadas en la clasificación “Doing Business” del Banco Mundial apenas nos ubican en el puesto 110 entre 185 naciones examinadas. El esfuerzo de simplificar trámites y agilizar procesos no descansa únicamente en hombros del Ministerio de Economía, donde se obtuvieron los más recientes éxitos.

También es necesaria la intervención de la Asamblea Legislativa para reformar el complejo marco jurídico, sobre todo en el ámbito de la contratación pública.

Al inversionista le resulta atractiva la calidad del suministro eléctrico, comparado con el disponible en otras naciones, pero carecemos de una política energética capaz de garantizarlo en el futuro.

Las posibilidades creadas por la apertura en telecomunicaciones deben ir aparejadas de un empuje similar en el sector eléctrico, donde la naturaleza dotó al país de grandes oportunidades. Otro tanto puede decirse de la infraestructura portuaria y vial.

Los logros de los promotores de inversiones amplían el horizonte y permiten atisbar la extensión de lo posible si la sociedad costarricense decide acelerar el paso de su desarrollo.

  • Comparta este artículo
Archivo

Exitosa atracción de inversiones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota