Archivo

Exilio cubano advierte de la falsa normalidad en la sucesión

Actualizado el 15 de agosto de 2006 a las 12:00 am

Archivo

Exilio cubano advierte de la falsa normalidad en la sucesión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Emilio J. López

Miami (EEUU), 15 ago (EFE).- Grupos del exilio cubano en Miami advirtieron hoy de que es "muy preocupante" el carácter de normalidad política que el Gobierno cubano quiere imprimir al proceso de "sucesión" en el poder.

"Estamos viendo muy preocupados una sucesión encaminada a dar continuidad a un sistema" que suprime las libertades en Cuba, dijo a Efe Alfredo Mesa, director de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

En las imágenes de un vídeo divulgado el lunes, se muestra la visita del presidente venezolano, Hugo Chávez, a su homólogo cubano, Fidel Castro, convaleciente de una complicada operación intestinal, y en presencia de Raúl Castro, hermano menor de Fidel y de forma provisional al frente del país.

A juicio de Mesa, Raúl Castro no ofrece "legitimidad" para articular un proceso de "transición verdadero" y, en el improbable caso de que aspire a erigirse en impulsor de éste, debe "romper con la sucesión".

La propuesta de la FNCA, prosiguió Mesa, es que Raúl "se vaya con su familia a vivir a otro país" y posibilite que otros "altos funcionarios y militares" del Gobierno vertebren en la isla un "cambio genuino, transparente y pacífico" de los fundamentos del "sistema".

Tras detallar que el castrismo ha aguantado porque ha yugulado la "libertad de expresión y de prensa" y el derecho de los cubanos a "unas elecciones libres", Mesa reiteró el mensaje de la FNCA a los militares favorables a un cambio: "Estamos para apoyarlos y legitimarlos".

"Hay personas dentro del Gobierno (cubano) -quiso dejar claro- que sí quieren una transición hacia la democracia y la reconciliación cubana". "Debemos mirar hacia el futuro y no hacia atrás", sostuvo Mesa.

Para Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, es preocupante la "sucesión" de poder en manos de Raúl Castro, porque envía un mensaje inequívoco a los "elementos de cambio" dentro del régimen, en el sentido de que "no va a tolerar la disensión interna".

Al mismo tiempo, agregó Saúl Sánchez, los efectos inmediatos de "la sucesión" se traducirán en un incremento de la "represión de la oposición cívica" y, quizá, en una cierta "reforma" de la economía, hoy desplomada en Cuba.

PUBLICIDAD

Una primera fase que conducirá, según Saúl Sánchez, a un rápido "resquebrajamiento del régimen dictatorial", ya que Raúl Castro, "un militar más, sin aval, se va a aferrar al poder" y ahogar cualquier posibilidad de "reforma democrática".

En ese contexto, otro escenario posible consiste en que "los elementos partidarios del cambio dentro de la estructura de poder fuercen el cambio sin Raúl Castro".

En opinión de Saúl Sánchez, "estamos en el umbral de un cambio en Cuba y ha comenzado el final del régimen", una labor de demolición del sistema en la que van a coincidir "la oposición y elementos internos del Gobierno".

"La sucesión en el poder va camino del abismo y, por lógica, el régimen va a desgarrarse", destaco Saúl Sánchez.

La misma consideración aporta Sylvia Iriondo, presidenta de Madres Antirrepresión por Cuba (MAR), quien sostuvo que el Gobierno cubano intenta "dar un aspecto de normalidad" a la "imposición de la sucesión".

Sin embargo, si la situación es de normalidad, "¿por qué hay una presión militar tan extraordinaria en la Isla?", se preguntó Iriondo.

En este sentido, Tomás Rodríguez, director de Agenda Cuba, se mostró de acuerdo con Iriondo y sostuvo que el país vive "un aparente estado de normalidad", pero en realidad el Gobierno ha llevado a cabo un "despliegue militar" y de intimidación absoluto.

Rodríguez denunció que "el Comité de Defensa de los barrios y miembros del Partido Comunista han visitado a los opositores en sus casas" para advertirles de las consecuencias derivadas de realizar acciones de protesta. EFE

emi/esc

  • Comparta este artículo
Archivo

Exilio cubano advierte de la falsa normalidad en la sucesión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota