Archivo

Omisión de datos afecta toma de decisión de compra de los consumidores

Etiquetas y menús deben incluir los precios finales

Actualizado el 23 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Publicidad para la venta debe aclarar cuánto pagará en total el comprador

Costo puede estar en otra moneda, pero el pago en colones es un derecho

Archivo

Etiquetas y menús deben incluir los precios finales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los precios de todos los bienes y servicios, mostrados en etiquetas, anaqueles y menús, deben especificar el monto final que pagarán los consumidores.

Así lo especifica el reglamento de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, vigente desde noviembre del 2010.

“Los precios deberán estar indicados de manera que no quede duda del monto final incluyendo todos los impuestos, las cargas, o comisiones cuando correspondan”, indica la normativa.

Este lineamiento protege al consumidor de cobros adicionales o sobreprecios.

“Si el comercio quiere cobrar impuestos o cargas sobre los precios informados, los consumidores pueden exigir que se apegue al menú o etiqueta, porque la Ley dice que el consumidor contrata con el precio que se le informó, no tiene que pagar más”, dijo Cinthya Zapata, directora de la Unidad de Apoyo al Consumidor, del Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Información clara. En el caso de los bienes, el Reglamento obliga a los comercios a que muestren el precio de contado “al menos” en el empaque, el recipiente, el envase o la etiqueta del producto. Otra opción es especificarlo en la góndola o el anaquel del establecimiento.

Los servicios, por su parte, deben exhibir sus precios “de manera llamativa y fácilmente visibles”, mediante carteles o menús.

En ambos casos, la norma dicta que se debe indicar el precio total al contado en la publicidad, cuando esta tenga por objeto promocionar la venta. “Aunque no se indique que los precios ya incluyen impuestos, se sobreentiende que es así. La ley supone que el precio que se informa es el precio final”, agregó Zapata.

Otras monedas. Los precios expresados en otras monedas, como dólares, también son práctica común en algunos comercios.

Zapata explicó que esta costumbre sí está permitida, e incluso se reconoce en la Ley Orgánica del Banco Central.

Empero, esta misma norma permite al comprador realizar el pago en colones, si así lo desea.

De acuerdo con información suministrada por la oficina de comunicación del Banco Central, el tipo de cambio de referencia, calculado diariamente por la entidad para el dólar, es el que debe ser utilizado como “valor comercial efectivo”.

PUBLICIDAD

Así las cosas, el consumidor tiene derecho a consultar cuál tipo de cambio se usará en su transacción y a exigir el que corresponde.

  • Comparta este artículo
Archivo

Etiquetas y menús deben incluir los precios finales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota