Archivo

Especial: Ricos y ociosos, los años ¿dorados?

Actualizado el 02 de junio de 2013 a las 12:00 am

Nominado al Óscar, corto ‘Kings Point’ narra la historia de 5 jubilados que buscaron en Florida un retiro apacible, pero ahora se sienten aislados y presos del deseo universal de conexión humana.

Archivo

Especial: Ricos y ociosos, los años ¿dorados?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es, para algunos, una utopía. La mayor parte de seres humanos en el mundo se jubilan y viven sus últimos años inmersos en las rutinas de toda su vida, con algunos gustos que el dinero de la jubilación les permita.

En cambio, existe un grupo de privilegiados, especialmente en países primermundistas --caso específico de Estados Unidos-- donde el sueño americano de muchos consiste en trabajar intensamente y en extensas jornadas, y ganar lo suficiente y más para asegurarse un retiro que les permita disfrutar de sus últimos años con todo el confort posible.

Pero ¿realmente logran estas personas su cometido, tras soñar durante toda su vida laboral con un retiro permanente en medio de palmeras, sol, mar y paisajes idílicos?

Con esta interrogante en ciernes, la directora Sari Gilman decidió contar la historia de cinco personas mayores que viven en un típico resort americano de jubilación, hombres y mujeres arriba de los 55 años que se mudaron a Florida hace décadas con su pareja (esposo o esposa) y su salud intacta, y ahora se encuentran luchando con la pérdida y el deseo universal de conexión humana. El resultado fue el cortometraje nominado al Óscar Kings Point , que se estrena esta semana en HBO.

Se trata, como lo señala el sitio especializado FilmDuTV, de una mirada agridulce a la vejez en la que se plasma la obsesión por mantenerse con la autoconfianza para seguir solos, sobre todo en las culturas primermundistas occidentales, en donde las familias no cuidan de sus ancianos, emocional y espiritualmente hablando, como sí lo hacen en otras culturas.

Es así como el documental explora la tensión dinámica entre la vida y el envejecimiento, entre el deseo de independencia y la necesidad innata del ser humano a permanecer en comunidad.

Las consideraciones que hicieron que Kings Poin t llegara a la antesala de los premios Óscar estriba no solo en la exquisitez de su producción y fotografía, sino en el delicado meollo que aborda: la mejor forma de vivir la vejez a la que, en principio, todos queremos llegar.

  • Comparta este artículo
Archivo

Especial: Ricos y ociosos, los años ¿dorados?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota