Archivo

Disminuyó el número de mordidos por serpientes

Actualizado el 11 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Agricultura cada vez más mecanizada reduce incidencia

Archivo

Disminuyó el número de mordidos por serpientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San José (Redacción). El número de personas afectadas por la mordedura de serpientes disminuyó el año pasado en relación con el 2011 y, según los médicos, ello se debe a que la actividad agrícola es cada vez menos artesanal, gracias a las máquinas que se emplean.

El contacto con animales produjo, hasta noviembre del anterior, 250 hospitalizaciones por intoxicación en los diversos establecimientos que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene desplegados en todo el territorio nacional; 251 casos menos que en el 2011.

Las serpientes fueron las que originaron el 96.8% de los accidentes, el porcentaje restante de los percances se produjo por el contacto con arañas, insectos y animales marinos.

Puntarenas, Alajuela, Limón y Cartago son las provincias más afectadas y un 71% de los mordidos son varones.

El doctor Luis Guillermo Parini, director del hospital de Los Chiles, dijo que en ese centro médico atendieron, de enero a diciembre del año anterior, 18 mordidos por serpientes y el 60% de ellos se produjo en la población infantil. Sin embargo, sostuvo que la incidencia de estos accidentes se redujo.

El doctor Carlos Solís Blanco, jefe del servicio de emergencias del hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, explicó que la mayor parte de estos percances suelen presentarse por la mordedura de la terciopelo, una serpiente muy venenosa.

En caso de ser mordido por una serpiente lo que se aconseja es conducir al paciente inmediatamente al centro de salud más cercano y no realizar ningún tipo torniquete, no aspirar el veneno con la boca, ni poner hielo.

Los médicos Solís Blanco y Parini destacaron que de la rapidez en la que traslade al paciente, la cantidad y el tipo de veneno depende la evolución del paciente.

Recomiendan a la población de zonas rurales y agrícolas llevar siempre botas de hule y guantes y no exponerse innecesariamente al contacto de las serpientes.

También recomiendan proteger las casas con puertas de cedazo y que además pongan rodapiés de hule para evitar el ingreso de estos reptiles a la vivienda.

La terciopelo es una de las serpientes más abundantes del país y se adaptan a varios ambientes, lo que explica que sea la responsable de más del 50% de los accidentes ofídicos en la región.

PUBLICIDAD

En Costa Rica es abundante en las tierras bajas y húmedas del Pacífico y del Caribe; es considerada una de las serpientes más peligrosas y puede medir en promedio entre un metro cuarenta y un metro con ochenta centímetros de longitud.

  • Comparta este artículo
Archivo

Disminuyó el número de mordidos por serpientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota