Archivo

Desmantelado grupo paramilitar colombiano que acechaba a Chávez

Actualizado el 09 de mayo de 2004 a las 12:00 am

Archivo

Desmantelado grupo paramilitar colombiano que acechaba a Chávez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Caracas, 9 may (EFE).- Un total de 88 supuestos paramilitares colombianos fueron detenidos hoy en una zona rural de Caracas en una operación que el presidente Hugo Chávez definió como un "golpe" contra quienes pretendían derrocarlo y asesinarlo.

El operativo comenzó hacia las 02.30 hora local (07.30 GMT) en zonas montañosas de El Hatillo, del municipio caraqueño de Baruta, al sur de la capital, e inicialmente fueron detenidos 56 supuestos paramilitares sin que se registraran enfrentamientos.

Los restantes fueron capturados con posterioridad, al parecer, asimismo, sin necesidad del uso de armas de fuego, mientras que las fuerzas venezolanas buscan a otros 50 o más irregulares.

"Le hemos dado un golpe a los golpistas, desestabilizadores y a los terroristas, en esta lucha sin descanso contra el terrorismo, la desestabilización y los enemigos de la democracia y del pueblo", manifestó Chávez en su programa dominical "¡Aló, presidente!"

Los organizadores del complot, que identificó entre sus opositores, "quieren imponer su agenda del terror, una dictadura", dijo, y subrayó que no albergaba la menor duda "de que parte de estos grupos están organizándose para intentar el magnicidio".

"Ha sido un golpe noble al golpismo y al terrorismo" tras aproximadamente tres meses de investigaciones, añadió y garantizó la integridad de los detenidos, quienes, "para su suerte -subrayó-, no han opuesto resistencia armada".

"No habrá torturas ni encapuchados, ni sadomasoquismo, porque nuestros soldados y policías no son sádicos", subrayó Chávez en clara alusión a las recientes imágenes de maltratos y torturas a prisioneros iraquíes por parte de soldados estadounidenses.

Las autoridades venezolanas indicaron que los detenidos formaban parte de una columna de casi centenar y medio de supuestos efectivos irregulares colombianos, que posteriormente se esperaba que fuera ampliada.

"Era una acción de 3.000 a 4.000 hombres para ocupar Venezuela" y que inicialmente pretendían asaltar destacamentos militares y luego derrocar al presidente Chávez, declaró uno de los capturados.

La embajadora colombiana en Venezuela, Mariangela Holguín, dijo que se dará toda la información que Caracas requiera para identificar a los detenidos y rechazó "enfáticamente que Colombia esté metida en cualquier tipo de desestabilización de Venezuela".

Por el contrario, añadió, "hemos tratado de colaborar en lo que sea posible. Estamos poniendo al servicio del Gobierno de Venezuela toda la información que necesite", dijo a los periodistas.

PUBLICIDAD

La embajadora dijo que el presidente colombiano, Alvaro Uribe, expresó "su alegría" por las detenciones y rechazó que las fuerzas regulares de su país puedan estar involucradas, si llegara a confirmarse versiones de que existen reservistas militares de su país entre los detenidos y perseguidos.

El director de la policía política venezolana Disip, Miguel Rodríguez Torres, dijo que la finca donde los irregulares fueron sorprendidos pertenece al cubano residente en Venezuela Robert Alonso, a quien la prensa local identifica como hermano de la cantante María Conchita Alonso, residente en Estados Unidos.

Alonso recientemente se autoproclamó ideólogo del "Plan Guarimba", una masiva protesta callejera que la ciudadanía opositora venezolana efectuó a finales de febrero e inicios de marzo pasados en rechazo a la demora en la celebración de un referendo revocatorio del mandato de Chávez, y que dejó una decena de muertos.

Rodríguez Torres añadió que los paramilitares colombianos tenían "conexiones" con el grupo opositor radical Bloque Democrático, con militares disidentes y sectores de la alianza opositora moderada Coordinadora Democrática, que rechazó tal inculpación.

"El Gobierno no ha dado la suficiente información y debe precisar de qué se trata", señaló ante los periodistas el portavoz de la Coordinadora, Enrique Mujica, y señaló que la oposición rechazaba la violencia "venga de donde venga".

Advirtió que la sociedad debía mantenerse alerta ante la posibilidad de que "el Gobierno pretenda utilizar esto para continuar la violencia o hacer algo contra sectores democráticos".

El alcalde de Baruta, el opositor Henrique Capriles, también negó toda relación de la Coordinadora con el grupo de colombianos, y dijo que toda la operación "huele a 'show', a ridiculez". EFE

ar/emr

  • Comparta este artículo
Archivo

Desmantelado grupo paramilitar colombiano que acechaba a Chávez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota