Archivo

Descodificar el ADN fue apenas el primer paso: ¡búsqueda sigue!

Actualizado el 25 de abril de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Descodificar el ADN fue apenas el primer paso: ¡búsqueda sigue!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El ADN no determina todas las características de un organismo vivo. Ese es, tal vez, el más importante descubrimiento tras finalizar el Proyecto Genoma Humano, que va tras el detalle del mapa genético de la especie humana.

Según Ramiro Barrantes, genetista poblacional de la UCR, a pesar de las bondades del Proyecto Genoma Humano, no todas las respuestas para las interrogantes médicas se encontraron en el análisis de los genes.

Avances recientes en epigenética –ciencia que estudia los factores no genéticos que intervienen en el desarrollo de un organismo– revelan que hay rasgos de los humanos que no dependen exclusivamente del ADN.

Estos factores epigenéticos, usualmente moléculas llamadas “grupos metilo”, funcionan como etiquetas que se pegan a porciones del ADN. Cuando están presentes, el organismo decide leerlas o ignorarlas, según sea el caso.

“Esas modificaciones pueden ser causadas por el ambiente. Por ejemplo, la exposición a diferentes agentes tóxicos hace que ciertos genes se ‘metilen’, y esa ‘metilación’ produce que el gen se apague”, explica, por su parte, Henriette Raventós, investigadora de Biología Molecular de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Raventós estudia el vínculo entre la genética y las enfermedades neuropsiquiátricas como la esquizofrenia, que amenaza la calidad de vida de cerca del 1% de la población mundial.

Meses atrás, también se descubrió que grandes porciones del ADN, considerados antes “basura”, son, en realidad, de gran importancia para codificar los otros genes.

El “ADN basura” en realidad produce otra molécula, llamada micro-ARN, la cual también altera la expresión de los genes en el organismo.

Este nuevo campo de la biología molecular empieza a esclarecer, por ejemplo, a qué se debe la orientación sexual de una persona o, también, cómo los factores epigenéticos se transmiten entre las generaciones.

  • Comparta este artículo
Archivo

Descodificar el ADN fue apenas el primer paso: ¡búsqueda sigue!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota